Última hora

Última hora

El asesinato que desencadenó la Primera Guerra Mundial

Leyendo ahora:

El asesinato que desencadenó la Primera Guerra Mundial

Tamaño de texto Aa Aa

Laurence Alexandrowicz. euronews:
“En la esquina de esta calle de Sarajevo, hace cien años, fue asesinado el archiduque Francisco Fernando. En esta edición especial sobre el centenario de la Primera Guerra Mundial, volvemos la vista atrás para revivir ese 28 de junio de 1914, una jornada que cambió el mundo”.

Para Francisco Fernando y Sofía, el día se presentaba bien. Festejaban sus 14 años de matrimonio, la ocasión ideal para escapar del rígido protocolo de Viena, donde la condesa Sofía, plebeya, no acababa de encontrar su sitio. Una de las razones que explican que tuviesen un servicio de seguridad mínimo.

Mirsad Avdic. Historiador:
“Por primera vez en 14 años tuvieron la libertad de subirse juntos al coche”

La pareja estaba en Bosnia para asistir a las maniobras del Ejército imperial a las afueras de Sarajevo. El 28 de junio de 1914 es un día negro en la región, puesto que marca la derrota serbia contra los turcos en 1389 (Kosovo Polje). En 1878, el imperio Austrohúngaro ocupó Bosnia Herzegovina.

Slobodan Soja. Historiador:
“Después de 40 años, alguien se levantó y asesinó al símbolo de la ocupación, al símbolo de la tiranía”.

Los nacionalistas yugoslavos de Mlada Bosnia (Joven Bosnie) habían preparado el atentado. Al paso del cortejo, lanzaron una granada que no consiguió alcanzar su objetivo, el coche del archiduque. Nueve personas resultaron heridas. El asaltante fue detenido y el atentado, abortado. Pero el archiduque decidió ir a visitar a los heridos al hospital. Su conductor checo, que no comprendió bien las consignas, cometió un error fatal.

Mirsad Avdic. Historiador:
“El conductor se dio la vuelta por error delante del museo. Francisco Fernando insistió para que parase. Entre tanto, había seis coches detrás que desencadenaron un atasco. Gavrilo Princip estaba del otro lado del puente. Como era diabético y tuberculoso y el atentado había fracasado, el nerviosismo le provocó hipoglucemia, asi que fue a una panadería para comprarse un bocadillo. Cuando estaba saliendo vio el convoy y aprovechó la ocasión. En un momento dado se encontró a un metro de Francisco Fernando y Sofía y les mató de cinco disparos”.

Como Gavrilo Princip era menor de edad, se libró de la pena de muerte. Le encarcelaron en la misma prisión que a Ivan Kranjcevic, condenado a 10 años por su participación en el atentado. Para el nieto de Kranjcevic, ninguno de los integrantes del comando eran terroristas.

Davor Koric:
“En aquella época existía el culto al atentado, al igual que el culto al sacrificio, y aquella gente quiso sacrificarse para que las generaciones futuras vivieran mejor. Por tanto, no se puede hablar de terrorismo en el sentido actual. Por supuesto todos los asesinatos son actos condenables, pero se trataba de una especie de protesta, de un acto heroico”.

Nos encontramos frente a una capilla erigida en un cementerio ortodoxo de Sarajevo en honor a Gavrilo Princip y sus amigos, todos ellos ateos. Tras la década de los 90, la imagen de héroes resistentes atribuida a los jovenes nacionalistas cambió en los Balcanes.

Slobodan Soja. Historiador:
“La caída del comunismo cambió las cosas. Los países se dividieron. Compartían el mismo pasado, pero no las mismas opiniones sobre ese pasado, y de repente, todo se cuestionaba. Sucedió una cosa absurda. Solo Serbia apoya a Princip y a sus compañeros”.

¿Héroes o terroristas? Para la mayoría de los historiadores musulmanes bosnios, Princip y su organización querían la unión de Bosnia a Serbia. En su juicio, el joven serbobosnio aseguró que aspiraba a la unificación de todos los yugoslavos.