Última hora

Última hora

La amenaza yihadista del EIIL

Leyendo ahora:

La amenaza yihadista del EIIL

Tamaño de texto Aa Aa

El avance del Estado Islámico de Irak y el Levante en Irak confirma que el genio del sectarismo se ha escapado de la botella y borra a su paso las fronteras de los Estados. Tras hacerse con el control de Faluya en enero, los yihadistas del EIIL se han impuesto en una zona a caballo entre Siria e Irak tras lanzar su fulgurante ofensiva del 9 de junio.
La provincia de Diyala, en el este, está ahora bajo control de los yihadistas, al igual que norteña provincia de Nínive, con Mosul, su capital.

El EIIL reivindica el control de una zona que va de Raqqa, en Siria, hasta las puertas de Bagdad. Suficiente para proclamar un califato que prometen extender del Mediterráneo hasta Irán.

Aunque el EIIL nunca ha obedecido a las órdenes del jefe de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, comparten la misma ideología yihadista y el objetivo de instaurar un Estado islamista deshaciendo las fronteras actuales.
Según Charles Lister, analista en el Brookings Doha Centre, el grupo tendría entre 6 mil y 7 mil combatientes en Siria y entre 5 y 6 mil en Irak.

El EIIL es también uno de los grupos yihadistas más ricos del mundo, lo que explica su imparable avance en Irak.

Firas Abi Ali. Director de Riesgos por País y Pronósticos para Medio Oriente y África de IHS:
“Es evidente que la financiación del EIIL ayuda al grupo a consolidarse, a ganar más territorio, también a comprar lealtades, y a pagar a funcionarios del gobierno para asegurarse de que les ayudan a sobornar a otros grupos para que le juren lealtad. Tienen acceso a la financiación a través de su control de una serie de campos petroleros en Siria, pero también han extorsionado empresas en diferentes ciudades de Irak”.

El EIIL ha puesto en alerta a todos los países vecinos, entre ellos, Jordania. Aunque no parece contar con el apoyo abierto de un Estado, según los expertos, recibe generosas donaciones individuales procedentes en su mayoría del Golfo Pérsico.