Última hora

Última hora

"Nadie está por encima de la ley", dice el primer ministro francés tras la imputación de Sarkozy

Leyendo ahora:

"Nadie está por encima de la ley", dice el primer ministro francés tras la imputación de Sarkozy

Tamaño de texto Aa Aa

Tras quince horas de inédito interrogatorio policial a un expresidente francés y tres horas ante los jueces, Nicolas Sarkozy ha vuelto a casa imputado por “corrupción activa”, “tráfico de influencias” y encubrimiento de la violación de secreto profesional. Un auténtico seísmo político en Francia y un desastre para la UMP, el partido conservador del exjefe de Estado.

Para el primer ministro, el socialista Manuel Valls, “nadie está por encima de la ley”:

“Yo, como jefe de Gobierno, tengo que recordar ciertos principios: el principio de la independencia de la justicia, que debe poder trabajar con tranquilidad. Nadie está por encima de la ley, es el segundo. Y luego está, y es importante recordarlo, la presunción de inocencia que es válida para todo el mundo”, dijo Valls.

En el partido de Sarkozy, sumido en una profunda crisis interna, se insinúa que con este asunto judicial lo que se busca es frustrar el regreso del expresidente a la arena política. Un regreso que algunos medios anunciaba para después del verano.

“Tal vez sea también algo político. No lo sabemos. ¿Es para que no se vuelva a presentar en 2017? Cabe preguntárselo. Si fuera algo político, sería escandaloso”, opina una mujer en una calle de París.

“Ese señor, que iba a revolucionar el país, que iba a hacer reformas en Francia para que no hubiera más injusticias. Es una lástima para él, para su partido y también para sus amigos”, afirma un hombre.

Desde el final de su presidencia hace dos años, Sarkozy ha estado vinculado a siete investigaciones judiciales, entre ellas la que trata de determinar si financió su campaña presidencial con dinero negro del depuesto dictador libio Muamar el Gadafi.