Última hora

Última hora

La prevención del alzheimer, cada vez más cerca

Leyendo ahora:

La prevención del alzheimer, cada vez más cerca

Tamaño de texto Aa Aa

Científicos británicos han desarrollado una prueba de sangre que puede predecir con bastante precisión el comienzo del alzheimer, lo que abre el camino para elaborar fármacos que ayuden a tratar la enfermedad con anticipación.

Se estima que hoy en el mundo unos 44 millones de personas padecen este mal que ataca durante años en silencio nuestro cerebro y para el que no existe cura.

La prueba que puede predecir con un 87% de exactitud si una persona desarrollará la enfermedad en el plazo de un año, ha estado a cargo de expertos de la Universidad de Oxford y del King’s College de Londres.Ambos equipos han realizado numerosos análisis de investigación durante la última década.

“Un fármaco que funcione en una fase preclínica podría servir de prevención. Vas al médico, tomas un medicamento y podrás prevenir síntomas clínicos a pesar de que la enfermedad ya ha comenzado en tu cerebro”, explica el Profesor Simon Lovestone, de la Universidad de Oxford.

Tras realizar pruebas a más de mil personas, los científicos consiguieron identificar 10 proteínas en la sangre que muestran que el mal es inminente.

Según los expertos, se trata de un importante avance ya que permitirá ahora iniciar las pruebas clínicas aunque tendrán que pasar algunos años para que el examen esté disponible para la población.

El director de investigación de la organización Alzheimer Research UK, que contribuyó a la financiación del estudio, asegura que la prueba de sangre necesita ser mejorada.

“Se han registrado casos de falsos positivos, es decir, la prueba decía que la persona podría desarrollar la enfermedad pero al final los resultados no eran buenos. Si al final la persona no está enferma se habrá preocupado sin razón y sabemos que, hoy en día, el alzheimer es una de las enfermedades más temidas”, asegura Eric Karran.

Esta prueba de sangre ya no podrá a ayudar ni a la gente que padece la enfermedad ni a sus familiares pero podría suponer una gran cambio en el futuro.

Los científicos británicos ya han empezado a trabajar en la mejora de la prueba.