Última hora

Última hora

Rusia vuelve al Caribe

Leyendo ahora:

Rusia vuelve al Caribe

Tamaño de texto Aa Aa

Salvas de cañón para dar la bienvenida al almirante Chabanenko, el primer barco de guerra ruso en entrar en la Habana desde la caída de la URSS.

Fue en diciembre de 2008, tres años después del principio del acercamiento entre Moscú y su antiguo aliado,
el más fiel del hemisferio occidental durante la Guerra Fría.

En 1962, la isla estuvo en el centro de un juego estratégico entre Estados Unidos y la Unión Soviética. Durante 13 días, el mundo estuvo al borde de una tercera guerra a causa de los misiles nucleares soviéticos colocados en territorio cubano a 145 kilómetros de las costas de Florida.

Durante años, Cuba, sometida al embargo estadounidense, sobrevive gracias al maná del aliado venido del frío. Los intercambios comerciales entre los dos países llegaron a alcanzar los 9.000 millones de dólares anuales en los mejores momentos.

Pero todo se detuvo bruscamente después de Gorbachov y la desintegración de la URSS. Para la economía cubana, la deserción rusa representa una caída del 30% del PIB.

La Habana arrastra la deuda contraída durante esos años de amistad.
Rusia acaba de hacer un gesto fuerte con la condonación del 90% de esa deuda, es decir, unos 23.300 millones de euros. Cuba deberá saldar el 10% en diez años, es decir, 2.600 millones de euros que Moscú va a reinventir en la isla.

El puerto en aguas profundas de Mariel es uno de los proyectos en los que Rusia quiere invertir. Aquí los cubanos construyen la principal infraestructura del país para poder recibir los grandes cargueros y una zona franca alrededor para atraer empresas extranjeras. Brasil participa en el proyecto.

Rusia tiene que recuperar el retraso, porque no es más que el décimo socio comercial de Cuba. Moscú va a firmar también acuerdos para que los buques de guerra rusos puedan amarrar y ser reparados en el puerto de La Habana. Recientemente el barco espía ruso Viktor Leonov obtuvo permiso para atracar en el puerto de la capital. Rusia busca acuerdos similares con Venezuela y Nicaragua.