Última hora

Última hora

Protron Evolution, el coche del futuro

Leyendo ahora:

Protron Evolution, el coche del futuro

Tamaño de texto Aa Aa

Un grupo de estudiantes de la Universidad de Tréveris, en Alemania, quiere diseñar el coche del futuro: silencioso, ultraligero y energéticamente eficiente.

Desde 2006, han desarrollado dos proyectos: Aeris y Protron. Ahora trabajan en una nueva versión de este último: Protron Evolution, un coche para uso cotidiano y cuyo precio de fabricación sea accesible para todo el mundo.

Hartmunt Zoppke es uno de los responsables del proyecto.

“Nuestro último proyecto es el desarrollo de un vehículo de carretera, un vehículo listo para la producción en masa, que contará con cuatro asientos y logrará un consumo en la carretera de menos de un litro por cada 100 kilómetros. Se trata de un vehículo que responde a un nuevo concepto. Por supuesto, también tendrá una resistencia al aire reducida y una resistencia reducida también a la rodadura. Pero, sobre todo, será extremadamente ligero. Mucho más ligero que los vehículos de hoy en día”, asegura.

Listo para una producción en masa significa que el coche no cuenta con materiales exóticos que podrían aumentar su precio. De llegar a fabricarse, el Protron Evolution costaría entre 10,000 y 15,000 euros.

Pero para que su precio sea todavía más reducido, el coche debe ser más ligero.

“El peso es muy importante porque es el factor que más influye en el consumo de carburante, explica Zoppke. Si se utilizan materiales muy ligeros para su fabricación podremos obtener un coche con menos peso. Pero, sobre todo, el coche debe ser liberado de todo lo que no forma parte de él”.

El equipo de la Universidad de Tréveris trabaja ahora para reducir el peso del coche pero sin alterar ni su aerodinámica ni sus características de seguridad. Este vehículo de bajo consumo podría alcanzar los 90 km/h.

Protron Evolution será presentado en el plazo de uno o dos años en el Salón del Automóvil de Fráncfort.

Imágenes de la Torre de Pisa tomadas gracias a un novedoso escáner. Se trata de un escáner de 3D muy ligero que, según sus creadores, podría revolucionar el mapa de nuestro patrimonio cultural.

El escáner se llama Zebedee y ha sido diseñado por científicos australianos. Hasta hace muy poco conseguir una imagen en tres dimesiones tan detallada hubiese requerido días de trabajo. Estas imágenes, sin embargo, fueron obtenidas en apenas 10 minutos.

El escáner usa un láser infrarrojo para medir distancias a las superficies del ambiente circundante. La cabeza del escáner rebota, registrando millones de puntos sobre el espacio en tres dimensiones.

“En un escáner tradicional de 3D, se instala el trípode y encima se colocan los escáneres así que solo se pueden captar imágenes de lo que se ve desde allí, explica Jonathan Roberts, investigador. Así que si quieres escánear un área muy complicada necesitas mover el trípode de un sitio a otro y después juntar toda esa información. Zebedee, sin embargo, te permite caminar a través del lugar que te interesa, subir escaleras, caminar en zonas más cerradas y cartografiarlo todo”.

Para sus creadores, Zebedee podría ser de gran ayuda para registrar imágenes de nuestro patrimonio hasta ahora imposibles de obtener por problemas de acceso pero también registrar imágenes de la escena de un crimen. Zebedee no contaminaría el lugar y ofrecería resultados casi inmediatos a los investigadores.

“Espero que un día podamos acudir al tribunal con imágenes en 3D de la escena de un crimen, dice la sargento Kylie Blunsom. De esa manera podríamos mover la imagen y la gente podría entenderlo todo mejor. Estas imágenes ayudarían a los miembros del jurado a hacerse una idea más clara del ambiente del lugar”.

El escáner Zebedee está montado sobre un muelle y su nombre tiene como origen una serie de televisión para niños.