Última hora

Última hora

Toulouse-Lautrec, el pintor de las noches parisinas

Leyendo ahora:

Toulouse-Lautrec, el pintor de las noches parisinas

Tamaño de texto Aa Aa

El Museo de Bellas Artes de Budapest acoge una exposición dedicada al artista francés Henri de Toulouse-Lautrec cuyo 150 aniversario se celebra este año.

El museo húngaro posee una gran colección de sus obras. 170 de ellas estarán expuestas hasta finales de agosto.

“Nuestra colección de Toulouse-Lautrec es una de las mayores del mundo, explica Laszlo Baan, director del museo. Tenemos más de 200 obras. La última vez que fueron expuestas fue hace 50 años para el centenario de su nacimiento”.

Muchas estrellas de la noche parisina pedían al pintor que realizase los carteles de sus espectáculos. En sus litografías, Lautrec no dibujaba caras bonitas pero sí el caracter fuerte de los artistas.

“A muchas bailarinas y otras estrellas del espectáculo les encantaba el trabajo de Lautrec, como por ejemplo a Jane Avril. Pero a otras, como a Yvette Guilbert, no les gustaba su estilo. Creían que sus retratos eran feos. Pero Lautrec no quería pintar ni caras bonitas ni caras feas, solo quería ser lo más exacto posible. Creía que esa era la clave para realizar un buen anuncio de un espectáculo”, asegura Kata Bodor, comisaria de la exposición.

Durante la época de Lautrec muchas estrellas francesas venían a Budapest a actuar. El cabaret francés de esa época ironizaba con las celebridades del momento.

“Era un privilegio ser objeto de la ironía de las estrellas del cabaret, explica Tamás Gajdó, historiador. Por ello Lautrec era tan atrevido al mostrar los defectos de los artistas en sus carteles. Yvette Guilbert o Sarah Bernhardt no eran nada guapas. A esta última se le diseñaban trajes especiales para esconder sus defectos físicos. Lautrec conseguía mostrar el veradero carácter de los artistas. Quizás ese fuera el secreto de su éxito”.

Los padres de Toulouse-Lautrec eran primos en primer grado lo que podría explicar, según los expertos, sus problemas de salud. Cuando tenía 15 años sufrió dos fracturas en los fémures de ambas piernas lo que le impidió seguir creciendo. Lautrec media poco más de un 1,50 m. Pero esa fue la razón por la que el pintor consiguió entrar en la vida de las bailarinas y otras estrellas.

“Lautrec se dió cuenta de que los clubs nocturnos no eran frecuentados por mujeres y que los hombres venían como clientes. Lautrec también quiso documentar detalles de la vida cotidiana de las prostitutas. Las dibujó levantándose con el pelo revuelto, bañándose, hablando con sus compañeras y esperando a los clientes con una actitud aburrida o sonriendo”, explica Kata Bodor.

Tolouse-Lautrec murió a los 36 años de edad. En 20 años de carrera realizó más de 5,000 dibujos, 363 carteles, 275 acuarelas y 737 lienzos.