Última hora

Última hora

AirDog, un dron capaz de seguir a un objetivo de manera autónoma

Leyendo ahora:

AirDog, un dron capaz de seguir a un objetivo de manera autónoma

Tamaño de texto Aa Aa

El diseño de los drones, progresa. Una compañía letona ha diseñado un nuevo dron que con una cámara a bordo es capaz de seguir de manera autónoma a un objetivo, desde un ciclista a una carrera de coches, abriendo así nuevas posibilidades para la cobertura de eventos deportivos.

Este dron se llama AirDog y sus creadores aseguran que se trata del primero que no necesita de pilotaje ya que funciona gracias a un sensor y, por lo tanto, no depende de un control remoto.

El funcionamiento de AirDog es muy simple. Un atleta, por ejemplo, coloca el sensor en una mano o en un hombro antes de conectarlo. El dron seguirá a ese atleta allí a donde vaya.

“La tecnología dentro del AirDog es bastante complicada, explica Janis Spogis, uno de los responsables del proyecto. El usuario debe colocar la pulsera del sensor en la muñeca, es ese sensor el que controla el vuelo del dron gracias a los datos que le envía sobre la posición del usuario. El dron vuela hacia el punto indicado y ayuda a la cámara a enfocar. Esta tecnología ha sido difícil de diseñar ya que exigía toda una variedad de novedades”.

El dron pesa 1,6 kilos y puede alcanzar una velocidad de 70 km/h. La imagen se estabiliza gracias a giroscopios. Airdog puede trazar su propia ruta y determinar su altitud dependiendo de lo que haga el usuario en cada momento.

“Creo que todavía necesita algunas mejoras, creo que están trabajando en ello, pero una vez que esté listo será realmente algo fantástico”, asegura Janis Eglite, deportista.

Esta nueva tecnología también permite que el dron memorice las rutas que ha realizado facilitando así futuros trabajos que deberá desempeñar.