Última hora

Última hora

Los egipcios asfixiados por la subida de precios

Leyendo ahora:

Los egipcios asfixiados por la subida de precios

Tamaño de texto Aa Aa

La economía de las calles desfavorecidas de Egipto se desgarra. No es solo la falta de turismo sino que la gasolina ha subido casi un 80 por ciento de un día para otro cuando el gobierno retiró los subsidios a los combustibles. Todo lo demás, sube también.

En las barriadas de El Cairo el sentimiento de derrota está a la vista: “no podemos aguantar esto mucho tiempo. ¿Tenemos que salir a la calle a pedir limosna? El gobierno tiene que apoyarnos y apoyar los productos alimenticios de primera necesidad”.

No solo la fruta, sino el gas, la luz, los servicios básicos suben en un país sin presión fiscal para las fortunas. Egipto dedicaba una cuarta parte de su presupuesto, a subvencionar combustibles.

El malestar general de la sociedad egipcia crece cuando lleva un mes en la presidencia Abdelfatah al Sisi. La crisis no solo no remite sino que crece.

Los recortes golpean especialmente a esos 25 millones de egipcios que viven en la miseria. Un vendedor de fruta en uno de los mercados callejeros de barriada de El Cairo explicó a Euronews: “La fruta sube porque sube el combustible. Pagábamos 80 libras por transportar mercancías que ahora nos cuesta traer 170 libras. De 80 a 170. Esto afecta el precio de todo y a la alimentación también”.

También ha subido el pan pero ante el miedo a la indignación ciudadana las autoridades han adelantado que las panaderías que venden pan subsidiado no se verán afectadas por la subida.

Egipto vive una severa crisis económica desde 2011 por la caída de la reserva de divisas a la mitad y la reducción de los ingresos
del turismo de 12.500 millones de dólares en 2010 a 8.500 millones el año pasado.

La inversión extranjera ha pasado de los 12.000 millones de dólares anuales de media, a tan sólo dos millones en 2013. Como explica el corresponsal de Euronews en El Cairo, Mohamed Shaijibrahim “la decisión del gobierno de eliminar los subsidios a los productos derivados del petróleo la justifican diciendo que es para destinar más dinero a cubrir el déficit presupuestario. De lo que se trata ahora es de saber si el ciudadano egipcio está dispuesto a resistir mientras llegan los resultados de esta política”.