Última hora

Última hora

Kalamata, capital griega de la danza contemporánea

Leyendo ahora:

Kalamata, capital griega de la danza contemporánea

Tamaño de texto Aa Aa

Nadie hubiese podido imaginar hace apenas dos décadas que un día la ciudad de Kalamata se convertiría en la capital griega de la danza.

El Festival que se celebra en esta ciudad situada a más de 200 kilómetros al sur de Atenas, ha acercado a los griegos a la danza contemporánea.

En 20 años todos los espectáculos han estado completos.

“Este año se celebran los 20 años del Festival de Danza de Kalamata. Tengo que decir que, al principio, fue una especie de experimento porque era un nuevo festival que arrancaba en Grecia, en una ciudad secundaria, su objetivo era presentar danza contemporánea y, al principio, el público griego no conocía muy bien ese tipo de arte”, explica la directora artística del festival, Vicky Marangopoulou.

“Badke” (Dabke al revés) es el título del espectáculo que presentó este año un grupo de diez bailarines palestinos. Durante la representación, la alegría y la vitalidad dominaron el escenario al mismo nivel que el conflicto, la búsqueda de uno mismo y los asuntos culturales y sociales.

“Badke” es el resultado de la colaboración de tres artistas, entre ellos se encuentra Hildegard De Vuyst.

“Dabke es el nombre de una danza popular típica de la región. No solo se baila en Palestina pero los palestinos han conseguido convertirla en su danza. Digamos que es considerada como la danza nacional. Se trata de un tipo de danza que está muy conectada al suelo. Es muy afirmativa. El desafío para los bailarines fue que les pedimos que ellos mismos creasen su propio material para el espectáculo”, explica De Vuyst.

Soledad, melancolía, desesperación, el exilio existencial… El bailarín turco Kerem Gelebek se subió al escenario de Kalamata para presentar el espectáculo creado por el coreógrafo francés Christian Rizzo.

“Creo que esta partitura ya estaba muy escrita, asegura Rizzo. Una partitura para danza, espacio, luz, música y objetos. El espectáuclo es el resultado de todo esto reunido. Es una obra muy musical pero musical también en el sentido visual. Todos los elementos juegan un papel: la danza, la presencia de Kerem, la luz que es muy importante y la escenografía que es como un personaje de la pieza”.

“Para mí es un espacio gigante porque aunque todo esté escrito, durante toda la pieza, del principio al final, me siento totalmente libre. Cada representación es diferente”, explica Gelebek.

“En estos 20 años, el Festival de Kalamata ha acogido 276 espectáculos, 92 compañías internacionales y 42 griegas. El Festival Internacional de Danza de Kalamata es hoy uno de los acontecimientos culturales más importantes en Grecia”, explica Yorgos Mitropoulos de euronews.