Última hora

Última hora

La baja por maternidad, un proyecto bloqueado en la UE

Leyendo ahora:

La baja por maternidad, un proyecto bloqueado en la UE

Tamaño de texto Aa Aa

Pregunta Sophie, desde Ámsterdam:
“Hace casi cuatro años el Parlamento Europeo aprobó en primera lectura el proyecto de directiva sobre el permiso de maternidad. Desde entonces, el texto ha sido bloqueado por una serie de estados miembros. ¿Hay alguna posibilidad de que esta directiva entre en vigor?”

Responde Joanna Maycock, secretaria general del grupo de presión europeo de la Mujer:

“En pocas palabras lo que el Parlamento Europeo propuso en 2010 fue que se estableciera un mínimo de 20 semanas de baja por maternidad remunerada, además de reforzar otros derechos. Por ejemplo fortalecer los derechos ante un posible despido de las trabajadoras embarazadas, por lo que es una propuesta muy importante.

Como usted ha señalado en su pregunta, la propuesta está bloqueada en el Consejo Europeo (de Ministros) desde el año 2010, por lo que ahora se cumplen cuatro años de retraso. Y la Comisión Europea ha propuesto dejar de lado la legislación como parte de las medidas de reducción de la burocracia en la UE.

Ahora bien, creemos que los derechos de las mujeres y sus familias no son trámites burocráticos. Así que pensamos que es muy importante que la directiva sobre el permiso de maternidad se vuelva a poner sobre la mesa: las medidas para fortalecer los derechos de maternidad son esenciales para que todos tengamos más y mayor igualdad entre mujeres y hombres.

Por toda la UE la maternidad es el factor principal que limita el poder adquisitivo y de la participación en el mercado laboral de las mujeres.

Así que una directiva fortalecida sobre el permiso de maternidad tendría un enorme impacto en términos de reducción de la brecha salarial de género, la pobreza infantil y otros tipos de exclusión social.

En mayo, en las elecciones europeas, los ciudadanos enviaron un mensaje muy claro a las instituciones europeas: no están muy contentos con lo que está pasando. Pensamos que si Europa quiere volver a conectar con los ciudadanos necesita demostrar que les da benficios tangibles en términos de mejora de los derechos.

Si la directiva sobre el permiso de maternidad se vuelve a poner sobre la mesa se garantizarían beneficios inmediatos para millones de familias en toda la UE y daría una señal clara a los ciudadanos europeos que Europa realmente se preocupa por ellos.

Así que sí, se puede mantener y esperemos que se mantenga. El Parlamento Europeo y la presidencia italiana de la UE se encuentran ahora en negociaciones para ver si pueden salvar la directiva, creemos que es absolutamente esencial”.

Si quiere hacer una pregunta a través de UTalk, pinche en el enlace más abajo.