Última hora

Última hora

El primer ministro iraquí pide ayuda a los kurdos para frenar a los islamistas

Leyendo ahora:

El primer ministro iraquí pide ayuda a los kurdos para frenar a los islamistas

Tamaño de texto Aa Aa

Los combatientes del Estado Islámico ganan terreno y consolidan posiciones. Tan límite es la situación que el primer ministro de Irak Nuri Al Maliki ha pedido la ayuda de los kurdos para frenar a los yihadistas. En Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, a 80 kilómetros de Mosul, la minoría yazidí reclama ayuda urgente para miles de familias de esta comunidad kurda. Están atrapadas por el Ejército del estado Islámico en las montañas de la zona tras haberlos expulsado de Sinyar.

Una de las manifestantes por las calles de la ciudad explica: “Llamo a todos aquellos que puedan ayudarnos porque están matando a nuestras familias. No sabemos qué va a ser de ellos. Ancianos y niños no tienen comida. Tienen miedo a morir y el Estado Islámico los está asesinando”

El Ejército Islámico tomó el domingo las localidades de Sinyar y Zumar, además de los campos petrolíferos de Ain Zala y Batma. Cada vez se acercan más a Siria. Mantienen el control de Mosul, la segunda de Irak.

La situación es tan crítica para Bagdad que el primer ministro de Irak, Nuri al Maliki, dejó de lado sus fuertes discrepancias con las autoridades de la región autónoma del Kurdistán. Ofreció a los combatientes kurdos apoyo militar aéreo para hacer frente a los islamistas. Los kurdos son la última esperanza militar del gobierno iraquí ya que el ejército regular entrenado por Estados Unidos huyó en desbandada en los primeros combates contra los yihadistas.