Última hora

Última hora

Rusia prohíbe la compra de alimentos a Occidente, en respuesta a las sanciones

Leyendo ahora:

Rusia prohíbe la compra de alimentos a Occidente, en respuesta a las sanciones

Tamaño de texto Aa Aa

Desde este siete de agosto, y durante los próximos 12 meses, los rusos no podrán importar productos agrícolas, materias primas y almientos desde Estados Unidos, Australia, la Unión Europea, Canadá y Noruega,

Así lo ha confirmado el primer ministro ruso, Dmitri Medvedev, en respuesta a las sanciones occidentales por su papel en Ucrania

El impacto de estas prohibiciones en los consumidores rusos será especialmente fuerte en ciudades grandes como Moscú, en donde entre un 60 a 70 por ciento de los alimentos son importados. Los comentarios que divulga la televisión rusa, por su parte, son optimistass y tratan de convencer a la gente de que estas prohibiciones irán en beneficio de la industria alimentaria nacional, que ahora podrán desarrollarse sin obstáculos.

“Creo que no vamos a salir perdiendo de todo esto. Al contrario, nos servirá para impulsar nuestra agricultura y crear nuevos vínculos comerciales con otros países “, asegura una ciudadana residente en la capital.

Todavía es pronto para saber quiénes sufrirán más el veto de Rusia a la compra de alimentos, si los consumidores o los productores.
Según un estudio ruso independiente (ICSS), más del 40 % del consumo de los hogares procede de las importaciones.

Sólo los vegetales y la fruta tienen una ponderación en el consumo doméstico ruso del 65%, seguido del queso y las carnes, con un 50% y un 26 % respectivamente.

Según el mismo estudio, Rusia importó el año pasado por un valor cercano a 39.000 millones de dólares. Casi la mitad, procedentes de los países a los que ahora ha sancionado, 24.000 millones de euros.

España verá vetadas su exportación a Rusia de frutas y embutidos, entre otros, pero no de vino y brandy, ya que el alcohol no figura entre los productos prohibidos.

“El sur de Europa será el más afectado, especialmente España y Grecia. Pero también, Polonia se verá afectada por estas prohibiciones junto con varios países de Europa del Este más pequeños. Existe la posibilidad de que las exportaciones vacunas estadounidense también se resientan. Pero en general, no veo un gran impacto, opina Stefan Bielmeier, economista jefe en DZ Bank.

La revancha de Moscú a las sanciones de occidente, que ya han afectado a la capacidad de refinanciación de sus bancos y la exportación de tecnología en defensa y energía, podría ir mucho más lejos.

El Gobierno ruso ha prohibido el paso por territorio ruso de vuelos comerciales de Ucrania y sopesa hacer lo mismo con los de la Unión Europea y Estados Unidos con destino a Asia.

Un arma de doble filo, ya que las aerolíneas occidentales aumentarán sus costes en combustible, y Rusia, dejará de recibir millones de dólares por los derechos de paso.