Última hora

Última hora

¿Serán las presidenciales turcas el primer paso para un sistema presidencialista?

Leyendo ahora:

¿Serán las presidenciales turcas el primer paso para un sistema presidencialista?

Tamaño de texto Aa Aa

El 10 y el 24 de agosto los turcos están llamados a las urnas para elegir por primera vez a su presidente por sufragio universal directo. Unas elecciones que suponen un punto y aparte para el país y pueden conllevar cambios importantes en el sistema actual.

El nuevo presidente deberá enfrentarse a numerosos desafíos.

En política interior la situación económica es bastante positiva pero el asunto kurdo sigue siendo el principal escollo por resolver.

En lo que se refiere a política exterior, Turquía tiene dificultades en sus fronteras con la crisis siria e iraquí y acoge a más de un millón de refugiados sirios.

“Turquía tiene muchos problemas desde hace muchos años que no se pueden dejar de lado. Está el tema kurdo, el de los alawíes y minorías musulmanas que tienen dificultades para vivir plenamente su identidad”, opina el analista político Mahmut Övür.

Después de su amplia victoria en las elecciones municipales del 30 de marzo, el primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan espera vestir el traje presidencial.

Frente a él, dos candidatos: Ekmeleddin Ihsanoğlu, su principal rival, elegido por el CHP y el MHP y el contrincante kurdo, Selahattin Demirtaş. Pero la verdad es que ante la potencia del gran favorito, poco suspense.

Si Erdogan sale elegido, Turquía vivirá un periodo de transición, como apunta Mahmut Övür: “creo que el hecho de que un presidente salga elegido en las urnas supone una evolución hacia un sistema semipresidencialista. Es por eso que creo que el papel del primer ministro cambiará aunque no haya una reforma constitucional específica. Creo que el AKP está preparado para ello”.

A la oposición turca le cuesta enfrentarse al poder actual. En los últimos 12 años los partidos de oposición han perdido ocho elecciones seguidas.

“El principal problema aquí es la dificultad de la oposición para hacer política. Tendrían que haber generado alternativas. Como sabemos, los dos principales partidos de la oposición se han unido para presentar un candidato común al que llaman candidato paraguas”, comenta el columnista Mahmut Övür.

Según los sondeos, Ekmeleddin Ihsanoğlu, antiguo presidente de la Organización de Cooperación Islámica tiene muy pocas oportunidades de superar el 40% de los votos.

Melis Ozoglu, euronews:
Desde Estambul tenemos al director del instituto de investigación A &G, conocido por la exactitud de sus sondeos electorales.
Dos candidatos, el primer ministro Recp Tayyip Erdogan y el del Partido Democrático del Pueblo (HDP, anteriormente BDP), Selahattin Demirtas, son dos figuras muy conocidas. Pero Ekmeleddin Ihsanoglu proviene de fuera del ámbito político. Su nombre no era muy conocido en Turquía: ¿puede suponer un problema para él?

Adil Gür:
Los sondeos realizados hasta ahora muestran que el 80-90% de la población conoce a Ihsanoglu. Pero el hecho de que se conozca su nombre no significa que se le conozca políticamente. Es decir, que para ser conocido, hace falta que la gente sepa qué piensa sobre determinados asuntos y problemas esenciales de Turquía. Por ejemplo: ¿qué piensa sobre el problema kurdo? O su opinión sobre la política exterior de Turquía. Es importante que todo esto sea conocido por la población. En este sentido, por desgracia, sigue estando por detrás de Erdogan y Demirtas.

euronews:
En estas elecciones no se presentan partidos sino candidatos. ¿Cree que los votantes apoyarán al candidato de su partido o habrá trasvase de votos?

Adil Gür:
Vemos en nuestros sondeos que el 97% de los electores que votaron al (islamista moderado) AKP en las elecciones votan a Erdogan, y el 98,4% de los electores del BDP (prokurdo) votan por Demirtas. Pero hay otro candidato que obtuvo el apoyo de más de diez partidos políticos: Ihsanoglu. No parece posible que los votos de todos esos partidos se consoliden en un solo bloque.

El nivel de cambio de este voto es todavía más alto que el de los otros. En resumen, la base del AKP y del BDP apoyará a sus respectivos candidatos. La pérdida de votos se dará sobre todo entre los electores de la coalición encabezada por CHP y del MHP.

euronews:
En la primera vuelta si nadie consigue el 50% y Demirtas se queda fuera de la carrera, aquellos que votaron por él, ¿a quién apoyarán?

Adil Gür:
En Turquía los que votan a Demirtas son electores de origen kurdo. Durante las últimas elecciones en los últimos 8 o 10 años en Turquía solamente dos partidos han obtenido los votos kurdos: AKP y el HDP. Es por ello que muchos de los electores de este último votarán a Erdogan. No creo que vaya a haber una segunda vuelta, la elección se decidirá en la primera.

El último sondeo realizado entre el 2 y el 4 de agosto en 49 localidades, dio el siguiente resultado: El candidato del AKP, Erdogan, obtendría el 55,1% de los votos, el candidato de la coalición de diferentes fuerzas, Ihsanoglu, un 33,3%, y el candidato del HDP, Demirtas, el 11,6%.

Según este sondeo, con un voto estimado del 55%, Erdogan parece el virtual vencedor de las elecciones.

Evidentemente la tasa de participación es muy importante. Ya que puede influir en el número de votos de cada candidato. Pero mi conclusión es que sea cual sea la participación, el primer ministro ganará las elecciones con un porcentaje de voto de entre el 54 y el 56%.