Última hora

Última hora

Maidán, 8 meses después

Leyendo ahora:

Maidán, 8 meses después

Tamaño de texto Aa Aa

Los servicios municipales de Kiev han decidido que ya basta. Tras ocho meses quieren desmantelar la ciudadela que el denominado movimiento Maidán ha montado a base de barricadas y tiendas de campaña en el centro de la capital ucraniana, en la Plaza de la Independencia.

Para el alcalde de Kiev esta situación no puede continuar.

“Paso a paso, conversando, y lo repito, negociando convenceremos alos manifestantes de que hay que resolver este problema. Kiev tiene que volver a la vida normal”, señala Vitali Klitschko, alcalde de Kiev.

Centenares de personas viven acampadas en este lugar del que no parecen dispuestos a irse. Exigen que alguien se haga responsable del baño de sangre ocurrido, en ese mismo lugar, a finales de febrero.

“Se supone que el gobierno no hizo nada. Nadie se hace responsable de todas las personas que murieron aquí. Prácticamente no se ha hecho nada sobre este asunto”, señala un activista.

El jueves pasado las autoridades ya intentaron desmontar las barricadas de la plaza pero, ese intento, desembocó en fuertes enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas del orden.

A pesar de que en un primer momento el movimiento contaba con el apoyo de la ciudad, las constantes peleas han ido generando un sentimiento de rechazo hacia ellos.

En noviembre esta plaza de la Independencia se convirtió en el centro de las protestas contra el gobierno del entonces presidente Victor Yanukovich. Unas manifestaciones que tuvieron como detonante la decisión de su ejecutivo de suspender la firma de un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.