Última hora

Última hora

El papa Francisco inicia su visita a Corea del Sur

Leyendo ahora:

El papa Francisco inicia su visita a Corea del Sur

Tamaño de texto Aa Aa

Es el primer viaje que realiza en Asia y estará allí cinco días. Desde la Jornada Mundial de la Juventud de 1995 que un papa no pisaba Extremo Oriente; fue cuando Juan Pabolo II visitó Manila. Es el tercer desplazamiento de Francisco al extranjero tras Brasil y Tierra Santa.

La razón oficial de la visita es la jornada asiática de la juventud. Pero no se puede soslayar el crecimiento de la Iglesia en la región como factor determinante. Aunque los católicos son una minoría, un 10% de la población surcoreana, su número ha crecido un 30% en diez años.

En la agenda de Francisco estarán un encuentro con los jóvenes católicos, visitas a varios albergues para pobres y a hospitales. También está previsto que llame a la reconciliación entre el norte y el sur, algo que desea Choo Hye Ok, una creyente de 58 años: “Como nuestro país ha pasado por muchas dificultades, espero que la visita del papa Francisco nos ayude a resolver nuestros problemas con su gracia, especialmente los conflictos entre Corea del Norte y del Sur”.

Un millón de personas asistirán según el ayuntamiento de Seúl a una misa “por la paz y la reconciliación” en el centro de la capital el 18 de agosto, quinto y último día de su visita.

Francisco beatificará a 124 mártires surcoreanos y se encontrará con varias de las mujeres que sufrieron, durante la ocupación japonesa en la Segunda Guerra Mundial, la obligación de dar servicios sexuales a los soldados nipones. Este miércoles la asociación que las apoya se ha manifestado en Seúl. Yoon Mee Hyang, directora del Consejo Coreano de las Mujeres Obligadas a ser Esclavas Sexuales da relevancia a esta reunión: “El encuentro con el papa será un consuelo para ellas y les ayudará a superarlo. También pondrá presión sobre el Gobierno japonés y la comunidad internacional para que impulsen una solución al problema de estas mujeres”.

Algunos todavía esperan que el papa haga algún gesto tan significativo como el de la visita al muro de separación de Belén en mayo: algo como una visita a la frontera de las dos Coreas. Pero esto de momento no está previsto.

La reconciliación, la paz, el fin de los conflictos geopolíticos sin violencia… son las claves del pontificado del papa Francisco y de su diplomacia. El pasado domingo recordó la vuelta a la guerra en Gaza y dijo que esta solamente “empeorará” las relaciones entre israelíes y palestinos. También dijo sentirse “espantado” por la situación en Irak.