Última hora

Última hora

Irak, una herencia difícil para el nuevo primer ministro

Leyendo ahora:

Irak, una herencia difícil para el nuevo primer ministro

Tamaño de texto Aa Aa

Un país abocado a la guerra civil, acuciado por una situación humanitaria y económica catastrófica y minado por las divisiones confesionales: esto es lo que heredará el próximo primer ministro iraquí y su Gobierno de unidad construido a toda prisa.

La tarea de Haidar al Abadí es compleja, casi imposible. Muchos analistas consideran que no se materializarán los cambios necesarios para reconciliar a las fuerzas políticas. El nombramiento ha tenido el apoyo de la comunidad internacional y de los ministros kurdos.

Al Maliki, tras ocho años en el poder pasó de hombre de compromiso a origen de todos los males. Primer jefe de Gobierno elegido democráticamente en Irak, no ha hecho nada durante su mandato para rebajar la tensión, sobre todo con los suníes.

Hosiar Zebarí ha ocupado desde 2003 el puesto de ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno de Maliki. Su papel en el próximo gabinete no está todavía definido.

Daleen Hassan Euronews:
Para arrojar luz sobre este asunto tenemos al ministro saliente de Exteriores iraquí Hosiar Zebarí, gracias por atendernos.
¿Es la guerra contra el Estado Islámico para defender el kurdistán y las zonas kurdas o es una decisión unificada del nuevo Gobierno para erradicar a este grupo?.

Hoshyar Zebari:
“La guerra no es para defender solamente al kurdistán o a los kurdos, sino para defender al pueblo de Irak y sus minorías. Esta guerra es por la defensa de la región y de la humanidad”.

euronews:
El presidente del kurdistán, Masud Barzaní avisó repetidamente del ascenso de grupos extremistas y, teniendo en cuenta que usted ha sido ministro de Exteriores desde 2003, ¿por qué se ha esperado hasta que la situación está fuera de control?

Hoshyar Zebari:
Hay varias razones, la crisis siria de la que el Estado Islámico está aprovechando, los problemas entre los políticos iraquíes y también los suníes que se sientes marginados de las políticas del Gobierno. Estos grupos han acumulado cantidades enormes de armas, equipamiento moderno y dinero. Estos factores no han sido detectados correctamente por los servicios de inteligencia y los líderes de Irak.

euronews:
¿Por qué decide Obama atacar al Estado Islámico cuando se aproxima a Erbil y no cuando está a las puertas de Bagdad?

Hoshyar Zebari:
Creo que está claro en este caso. No es solamente que los intereses estadounidenses estén amenazados directamente en Erbil, sino que es una emergencia humanitaria. Los Estados Unidos han proporcionado asistencia técnica, inteligencia y armamento. El peligro aquí en Erbil es inmenso, necesitamos decisiones y acciones inmediatas para detener al Estado Islámico.

euronews:
Hay dudas sobre la realidad del Estado Islámico y quién está detrás. Hillary Clinton señaló en su libro que Estados Unidos terminaría por entrar en acción porque no encaró al EI en sus comienzos. ¿Cómo va a actuar Estados Unidos ahora?

Hoshyar Zebari:
No estoy de acuerdo, y he leído el libro. No es así, es una interpretación de los medios.

euronews:
Pero ella apunta que Washington fracasó y cometió un error de cálculo en su lucha contra el Estado Islámico, lo que hizo fortalecerse a los yihadistas.

Huchar Zebari:
Bueno, este es otro asunto. Todos los países que apoyaron a la oposición siria, al Ejército Libre Sirio y a los militantes extremistas de Siria alimentaron el fenómeno del Estado Islámico.
Independientemente de quién estaba ayudando a Estado Islámico, las cosas están fuera de control. Tiene armamento moderno y un Ejército sofisticado. Es fuerte y tiene financiación, está fuera de control.

euronews:
Hay problemas políticos entre Bagdad y Erbil en dos asuntos importantes, en cuanto a la peshmerga y el petróleo. Espera que esos problemas se resuelvan con el nuevo Gobierno de Abadi?

Hoshyar Zebari:
Comenzaremos las negociaciones entre Abadí y los kurdos. El kurdistán ha formado una delegación para negociar, y la razón es que la peshmerga tenía menos potencia de fuego que el Estado Islámico; y eso era porque el Gobierno no quería otorgar fondos para armar a la peshmerga. Sobre el petróleo y el gas, el Gobierno debe aprobar una nueva ley.