Última hora

Última hora

Testigos de una masacre

Leyendo ahora:

Testigos de una masacre

Tamaño de texto Aa Aa

Nayef Jasem ha sido uno de los pocos que ha podido contar lo sucedido en la aldea de Kocho, cerca de Sinyar. El viernes, los yihadistas ejecutaron a todos lo hombres por no convertirse al islam.

“Separaron o a las mujeres y niños de los hombres. Llevaron a las mujeres y niños a una parte y a los hombres a otra. Después cogieron todo lo que tenían, sus documentos, su oro, sus cosas. Se llevaron a los hombres en coches fuera del pueblo y los mataron a todos hasta que no quedó ni uno. Luego cogieron a las mujeres y se las llevaron a algún lugar cerca de Sinyar, no sé dónde”, cuenta Jasem que ha perdido, al menos, a tres de sus hijos.

Nadie sabe con exactitud el número de muertos en las ejecuciones. Algunos hablan de decenas y otros de centenares, en su mayoría yazidíes. La aldea de Kocho ha quedado desierta.