Última hora

Última hora

Música clásica en una antigua fábrica de Berlín

Leyendo ahora:

Música clásica en una antigua fábrica de Berlín

Tamaño de texto Aa Aa

No es la Filarmónica de Berlín. Tampoco una sala de conciertos. Son simplemente músicos tocando en una antigua fábrica del barrio berlinés de Wedding.

Christoph Schreiber comenzó a organizar estos conciertos con el objetivo de atraer a aquellas personas que nunca irían a un gran auditorio a escuchar música clásica.

“Los obstáculos para ver un concierto deben ser los mínimos. Aquí no necesitas ser miembro de nada, no tienes que vestirte de una manera especial, no necesitas tener mucho dinero y tampoco ser un experto. Solo tienes que venir de manera espontánea y vivir la experiencia”, explica Screiber.

El lugar ha sido bautizado como Piano Salon Christophori, en homenaje al creador italiano de instrumentos Bartolomeo Cristofori, considerado como el inventor del piano.

El pianista francés Julien Quentin se ha subido a algunos de los escenarios más importantes del mundo. Para Quentin, el Piano Salon Christophori es un lugar único.

“Creo que es muy especial poder tocar en un lugar en el que te sientes como en casa, asegura el pianista. También creo que es interesante la atmósfera que se crea con el público. La gente se sienta cerca de los artistas, más cerca de lo normal. Así que nos sentimos cerca de la música pero también de las personas. Aquí te sientes muy bien”.

Durante todo el año se ofrecen en el Piano Salon Christophori entre tres y cuatro conciertos por semana.

No hay billetes de entrada pero es necesario reservar una plaza en internet antes de acudir al concierto.