Última hora

Última hora

Una carrera no apta para casi nadie

Leyendo ahora:

Una carrera no apta para casi nadie

Tamaño de texto Aa Aa

Nervios, concentración, ánimos y mucha adrenalina acumulada. Son los minutos previos a la salida del Ultra Trail Mont Blanc, una de las carreras más salvajes del planeta. Durante más de 40 horas, más de 2.000 corredores dispuestos a circunvalar la montaña más alta de Europa.

“¡Estoy muerto de miedo!”, confiesa un corredor. “Cada vez que participo me digo a mí mismo ¿Pero por qué hago algo así?.169 kilómetros, verdaderamente es una cosa de locos. Pero he entrenado para ello, así que creo que irá bien, espero que vaya bien. La última vez no fue así, tuve que abandonar”.

Esos 169 kilómetros con salida en Chamonix no son ni mucho menos en llano. En total hay que ascender 9.600 metros con la única ayuda de agua y algunas barritas energéticas.

La carrera no se detiene ni de día ni de noche. Se estima que los más rápidos concluirán esta odisea en poco más de 20 horas. El resto tienen hasta el domingo a las 14:30 para atravesar todos los valles, glaciares y cumbres de una carrera tan única como la montaña que le da nombre.