Última hora

Última hora

Producir caucho para neumáticos a partir de diente de león

Leyendo ahora:

Producir caucho para neumáticos a partir de diente de león

Tamaño de texto Aa Aa

Este el objetivo de científicos de todo el mundo que intentan obtener el precioso látex a partir de las raíces de esta planta.

En el Instituto Fraunhofer de Biología Molecular y Ecología Aplicada de Münster, en Alemania, varios expertos trabajan ya para cultivar a gran escala un tipo de diente de león procedente de Kazajistán.

Dirk Pruefer es uno de los responsables del proyecto.

“Ya tenemos mucho diente de león. Ahora queremos encontrar los genes involucrados en la biosíntesis del caucho. Gracias a ello podremos crear nuevas plantas que produzcan más caucho, caucho más estable, en condiciones reales”, explica Pruefer.

El producto obtenido a partir de estas plantas es de la misma calidad que el extraído de aquellas que se importan de países subtropicales y que hoy se utiliza para fabricar neumáticos.

Sin embargo, a diferencia del caucho convencional, éste podría ser cultivado en Europa y, por lo tanto, cosechado de forma más rentable.

Además, el alto precio del caucho ha provocado que los científicos mutipliquen sus esfuerzos para obtener cuanto antes el precioso látex.

“Uno de los desafíos en la investigación sobre el diente de león es producir las plantas, plantas nuevas con mejor caucho para que sean más rentables. Por ello llevamos años trabajando en este programa, para desarrollar plantas con nuevas características para que éstas produzcan un caucho de mejor calidad”, asegura Pruefer.

Según los expertos, pasarán todavía algunos años hasta que podamos encontrar en el mercado neumáticos fabricados a partir de caucho de diente de león.

Las pruebas realizadas hasta ahora por los expertos han dado buenos resultados. Los fabricantes de neumáticos, por su parte, aseguran que desarrollar un producto complementario del caucho convencional sería ya un gran paso.

Científicos de Singapur utilizan tecnología de vanguardia para reducir el tiempo de cultivo de los vegetales y su coste. De hecho, este pequeño Estado formado por 63 islas importa hoy el 95% de los vegetales que consume. Los avances realizados en la tecnología LED han permitido a los ingenieros reproducir el tipo de luz que se necesita para cultivar plantas abriendo las puertas al establecimiento de un nuevo método de costes reducidos.

“Nuestros ledes están especialmente diseñados para simular la luz que necesitan las plantas para realizar la fotosíntesis. Controlamos sus características y la duración de la luz para un buen cultivo de nuestras plantas”, explica Alfred Tham, responsable del proyecto.

Ajustar las luces a los espectros adecuados que estimulan el crecimiento de las plantas es solo uno de los métodos de estos expertos para ganar en eficacia y reducir costes. También han diseñado varios dispositivos para garantizar el control de todo el proceso de crecimiento.

“Medimos y controlamos la humedad de la tierra además de los valores de PH. El agua también está tratada gracias a un sistema de filtración para que el crecimiento de nuestras plantas sea de calidad”, explica Tham.

Según los expertos, gracias a las nuevas tecnologías el tiempo de maduración de las plantas es reducido.

Consumidores y restaurantes locales ya han probado estos vegetales. Todas las opiniones han sido buenas.