Última hora

Última hora

Protestas en Hong Kong contra el sufragio universal recortado

Leyendo ahora:

Protestas en Hong Kong contra el sufragio universal recortado

Tamaño de texto Aa Aa

La policía de la isla ha detenido y posteriormente liberado a una veintena de personas que se manifestaban contra la decisión de Pekín de limitar el sufragio universal en las elecciones de 2017.

Los activistas prodemocracia se reunieron frente al hotel donde se hospedaba un alto responsable enviado por Pekín para comunicar la decisión a los habitantes de la isla.

El lunes, Li Fei, secretario general adjunto de la Comisión Permanente de la Asamblea Nacional Popular, explicó la reforma electoral, que será aplicada en la próxima elección del jefe del Ejecutivo hongkonés.
Aunque China acepta que éste sea elegido por sufragio universal, limita el número de candidatos que además tendrán pasar el filtro de un comité consultivo previsiblemente leal a Pekín.

La oposición hongkonesa tilda la reforma de “falsa democracia”. Leung Kwok Hung es miembro del Consejo Legislativo de Hong Kong:
“El régimen de Pekín intenta enterrar la promesa que hizo a los hongkoneses: Un País, Dos Sistemas. Sufragio universal significa que no hay veto de los candidatos que se presentan a unas elecciones”.

Pekín presenta la reforma aprobada por el legislativo chino el domingo como un “hito democrático”. Para su adopción definitiva, la medida tiene que ser ratificada por dos tercios del Consejo Legislativo de Hong Kong, donde la oposición tiene mayoría de bloqueo

Ante el riesgo de que la reforma no pase, el actual jefe del Ejecutivo hongkonés, Leung Chun-ying, ha intentado convencer a los opositores:
“La decisión no se ha tomado para excluir a un cierto número de candidatos hongkoneses o miembros de determinados partidos a presentar su candidatura a la jefatura del Ejecutivo”.

Si la reforma queda en letra muerta, las elecciones de 2017 tendrán lugar bajo las reglas actuales que no permiten la elección directa de los candidatos. La oposición ha anunciado una campaña de “desobediencia civil” que se traducirá en manifestaciones y huelgas estudiantiles en los próximos meses, además de la ocupación del distrito financiero de la ciudad.