Última hora

Última hora

Oriente Medio se frota las manos con la crisis ucraniana

Leyendo ahora:

Oriente Medio se frota las manos con la crisis ucraniana

Tamaño de texto Aa Aa

Bienvenidos a nuestro programa Business Middle East. Hoy analizaremos en profundidad las consecuencias económicas de la crisis ucraniana.

Las sanciones entre la Unión Europea y Rusia entran en una nueva fase acelerando sus repercusiones en el mundo de los negocios.

También, hablaremos de la posibilidad de que esta guerra económica se traslade al sector energético.

Mientras tanto, los mercado de Oriente Medio se benefician de la situación.

Las sanciones económicas de la Unión Europea y la contraofensiva de Moscú han distorsionado el mercado entre ambos.

Rusia, el segundo consumidor de productos alimenticios europeos declaró, el pasado mes de agosto, un embargo de un año sobre varios sectores como el lácteo o el cárnico que afecta a la UE, Estados Unidos y otros países.

Los agricultores europeos están pagando los platos rotos. Los países bálticos, Polonia y España son los más afectados. Ahora, exigen compensaciones a Bruselas.

Sin embargo, este conflicto representa una gran oportunidad para países como Marruecos o Egipto que planean aumentar sus exportaciones hacia Rusia.

En el frente financiero, los bancos rusos públicos o con participación estatal se han visto privados de acceso a los mercados europeos. Las sanciones han reforzado la fuga de capitales de Rusia.

Eso puede significar que parte de ese capital se dirija a plazas financieras como Dubái o Abu Dabi, en principio, menos volátiles que las bolsas europeas, como muestran las cifras.

Aquí algunos ejemplos de la progresión de algunos los índices bursátiles el pasado mes de agosto: Egipto con un 7% fue, sin duda, el más próspero, Dubái, un 4,5%.

La energía y el gas, principalmente, pueden ser objeto de sanciones.

Moscú podría hacer tiritar Europa este invierno aunque, las consecuencias para las arcas estatales serían desastrosas: la mitad del presupuesto federal proviene de las exportaciones de petróleo y gas.

Euronews, Daleen Hassan:
“Para hablar de todo ello damos la bienvenida desde Abu Dhabi a Nour al Deen Al Hammoury, director de estrategias de mercado de ADS Securities.

Hablemos primero de energía, ¿cuáles son los riesgos potenciales para el sector del gas y del petróleo, tanto para Rusia como para la Unión Europea, si la escalada de sanciones continúa?

Nour al Deen Al Hammoury:
“No existe una sola explicación sino dos. Primero, estamos en verano, los riesgos aún están lejos. Por ahora, nadie ha hablado de sanciones energéticas, así que Rusia puede guardarse esa carta bajo la manga. Sin embargo, podría jugar con ella cuando se aproxime el invierno y castigar a toda la eurozona haciendo que los precios suban si el aprovisionamiento se viera afectado.

La segunda parte de la respuesta sería que los precios de la energía, dado el contexto global, podrían bajar. Los datos más recientes muestran que la lenta recuperación de la eurozona y Estados Unidos, incluso de Asia explica la caída de los precios del crudo pese a la tensión creciente en Ucrania, Irak y Libia. Por ello, no se debe tener en cuenta solo la tensión geopolítica, además, hay que meter en esta ecuación otros factores globales.

¿Cree que los inversores tanto rusos como europeos consideran a Oriente Medio un mercado económicamente más estable?

Nour al Deen Al Hammoury:
“Bueno, ha sido así desde que estalló la crisis de la deuda, los países del Golfo han visto incrementar las inversiones porque se trata de una región estable, segura y abierta a todo tipo de inversiones. Desde que estalló la crisis, el flujo de capital procedente de Europa no ha hecho sino aumentar. Por su parte, los países del Golfo también han agilizado este proceso generando nuevas oportunidades de negocio como, por ejemplo, la decisión de Arabia Saudí de abrir sus puertas a los inversores extranjeros.
Así que podemos terminar diciendo que mientras las tensiones y la inestabilidad financiera continúen en la eurozona, Rusia, Estados Unidos e incluso Asia, los países del Golfo se frotarán las manos.”