Última hora

Última hora

Cameron se desplaza a Escocia para apoyar la campaña del “No” a la independencia que pierde fuelle

Leyendo ahora:

Cameron se desplaza a Escocia para apoyar la campaña del “No” a la independencia que pierde fuelle

Tamaño de texto Aa Aa

El “No” al la independencia saca la artillería pesada en el tramo final de la campaña para el referéndum escocés. Tras perder fuerza en los sondeos y quedarse con un 39%, apenas un punto más que el “Sí”, los partidarios de la continuidad en el Reino Unido hacen hincapié en qué supondría la escisión para Escocía.

El primer ministro británico David Cameron se ha desplayado a Edimburgo y ha recordado que tendrían que abandonar la libra y que la decisión que tomen, no es reversible.

“A veces, por el hecho de que se trata de una elección, porque hay una urna, la gente puede tener la impresión de que es como las elecciones generales, en las que puedes tomar una decisión y cinco años mas tarde cambiar de idea. Por ejemplo, si estás harto de los tories, puedes darles la patada. Pero esto no es como las elecciones generales. No es una decisión para los próximos cinco años. Es una decisión para el próximo siglo”, declarào Cameron.

Esta misma semana Londres ofreció más autonomía a Escocia si no el “No” a la escisiàon gana en la consulta del día 18, aunque no parece suficiente para aplacar a los independentistas

Uno de ellos es el el ministro principal de Escocia, Alex Salmond: “Mucha gente en Escocia verá este esfuerzo de Ed Milliband y David Cameron como algo que es poco y que llega tarde. Es poco porque no nos ofrecen el poder parlamentario necesario para que la gente esté satisfecha con un Parlamento escocés fuerte, algo que sí ofrece la independencia. Es poco, porque no explica cómo proteger el servicio nacional de salud, al no contar en Escocia con capacidad real de decisión en temas financieros. Y llega tarde, porque es un último intento a la desesperada”.

La campaña se ha intensificado, dado el empate técnico actual de los sondeos, cuando hace un mes los partidarios del “No” a la escisión ganaban por 13 puntos de ventaja.

De culminarse el vuelco y darse una victoria de los independentistas, el uno de los grandes damnificados sería el propio primer británico, como explica nuestra enviada especial a Edimburgo Joanna Gill: “Esta visita de Cameron de última hora a la capital escocesa llega 24 horas después del acuerdo para prometer más poderes a Escocia. Pero, ¿será poco y demasiado tarde? Cameron está bajo presión. No sólo podría perder Escocía, sino también su puesto como primer ministro”.