Última hora

Última hora

Autómatas voladores para facilitarnos la vida

Leyendo ahora:

Autómatas voladores para facilitarnos la vida

Tamaño de texto Aa Aa

Los robots voladores pueden ser muy útiles en situaciones peligro. Se trata de vehículos no tripulados con brazos robóticos capaces de recoger y transportar objetos o construir pequeñas estructuras, de forma totalmente autónoma. Visitamos Sevilla, donde un grupo de ingenieros está probando esta tecnología”.

Imagine que hay una zona tóxica y necesitamos retirar algo. Un drone puede ser muy útil. Además, no necesita piloto para reconocer el objeto, recogerlo y traerlo de vuelta.“Existe una integración entre el control del brazo y el control de la plataforma. Es necesario controlarlo todo simultáneamente. Además el robot estima su posición utilizando tanto el GPS como un sistema de visión”, explica Aníbal Ollero Baturone, profesor en la Universidad de Sevilla.

Eso ayuda al aparato a entender dónde está exactamente y buscar objetos que pueda reconocer e interactuar con ellos.

“Los drones en los últimos años han tenido un crecimiento exponencial, muy grande. Principalmente para aplicaciones como inspección, que sólo requieren una cámara y tomar imágenes. Sin embargo, en los últimos 3, 4 años se han desarrollado mucho también aplicaciones que requieren interacción”, nos cuenta Guillermo Herdia, profesor por su parte de robótica y control automático del mismo centro.

¿Cómo funcionan estos robots voladores? Vamos a descubrirlo en un laboratorio de ingeniería.

Que un robot volador recoja y transporte un objeto es todo un desafío. Necesitan un centro de gravedad variable para equilibrar la carga y un brazo robótico ligero y preciso.

“Esta plataforma es única en el mundo, porque tiene integrado un brazo de seis grados de libertad, que nos permiten mantener la posición del efector final fija en el espacio mientras la plataforma se mueve”, aclara Miguel Ángel Trujillo Soto, investigador que forma parte del proyecto. “Cuenta con un sistema que permite a la plataforma ver todo lo que hay a su alrededor y al mismo tiempo localizarse en el espacio”, prosigue.

En el futuro próximo, los robots voladores podrán interactuar entre sí e incluso transportar otros robots. Así nos lo cuenta el profesor Ollero Baturone: “Entre las posibles aplicaciones están la inspección y el mantenimiento industrial, el transporte de robots terrestres a sitios inaccesibles, la construcción de plataformas para evacuación de personas en el caso de desastres o la toma de muestras en estas mismas aplicaciones. Incluimos también las aplicaciones en el espacio como el mantenimiento de satélites”.

www.arcas-project.eu