Última hora

Última hora

Escocia: el largo camino hacia el referéndum

Leyendo ahora:

Escocia: el largo camino hacia el referéndum

Tamaño de texto Aa Aa

Aunque Escocia e Inglaterra llevan unidas más de 300 años, los llamamientos a la independencia no han cobrado fuerza hasta las últimas décadas. En 2012, el primer ministro británico accedió finalmente a la celebración de un referéndum. El sueño del Partido Nacional Escocés, convertido en una fuerza imparable.

Joanna Gill. euronews:
“El camino hacia el referéndum ha sido largo. Hubo una aceleración tras la descentralización en 1998 que muchos pensaron que supondría el fin del nacionalismo. La pregunta es por qué no fue así.

Para el historiador y periodista David Torrance, la respuesta es evidente:

David Torrance. Periodista:
“Al principio parecía que al Partido Nacional Escocés no le iba tan bien. Pero con el tiempo, por supuesto, la mera existencia del Parlamento escocés hizo que ganase apoyos. La formación amplió su representación, entró en el Gobierno, y una vez que tuvieron un pie dentro, crecieron aún más, lo suficiente como para impulsar la convocatoria de un referéndum y ahora estamos en ese punto preciso”.

Poco a poco, el Partido Nacional Escocés ha ido ganando terreno a los principales partidos políticos en Escocia. Un avance que se materializó en 2011, cuando cosechó una victoria aplastante en el Parlamento de Escocia. Tanto los laboristas como los conservadores y los liberales demócratas han perdido fuelle debido a una serie de escándalos y a lo que se percibe como una mala gestión de la crisis financiera. Los nacionalistas escoceses han sabido capitalizar ese descontento:

Sir Tom Devine. Historiador:
“En la década de los 50 el Partido Nacional Escocés se consideraba un partido un poco lunático, extremista. Lo que sucedió en primer lugar fue la transformación de nacionalismo étnico a nacionalismo cívico. Es decir, en realidad no importa donde hayas nacido siempre y cuando apoyes la causa de la independencia. Pero hay otra cosa: supo recuperar la ideología laborista. De hecho, el actual Partido Nacional Escocés es en realidad más laborista que el partido Laborista”.

Las políticas de desindustrialización a gran escala del Gobierno conservador de Margaret Thatcher en la década de los 80 se tradujeron en paro masivo, sobre todo en Escocia y en el norte de Gran Bretaña, donde la Dama de Hierro se convirtió en un personaje odiado.

Tom Webster. Profesor de Historia en la Universidad de Edimburgo:
“El principal legado de Thatcher es esa sensación de ser un espacio para probar nuevas políticas antes de aplicarlas en Inglaterra. En Escocia se tiene ese sentimiento de ser un laboratorio para los intereses ingleses”.

Y si Thatcher fue un catalizador de los sentimientos antiWestminster y anticonservadores, el petróleo del Mar del Norte ha sido determinante a la hora de convencer a la población de la viabilidad de una Escocia independiente.

David Torrance. Periodista e historiador:
“Desde luego, en los últimos años se ha hablado sin cesar del petróleo del Mar del Norte, aunque actualmente es un recurso en disminución. Pero en 1979 y durante gran parte de la década de los 80, proporcionaba sumas colosales al Reino Unido y, por eso en el contexto de Escocia, en el contexto del debate sobre la independencia, es un asunto que ha cobrado más importancia”.

Sea cual sea el resultado del referéndum en Escocia, la consulta ha cambiado el panorama político del Reino Unido. Todos coinciden en que no será la última vez que se hable de la independencia de Escocia.

Sir Tom Devine. Historiador:
“El genio ha salido de la botella y ya no va a haber quien lo vuelva a meter”.

Joanna Gill. euronews:
Los partidarios del “no” esperaban una amplia mayoría para enterrar de una vez por todas el independentismo, pero las encuestas más recientes alejan ese objetivo. Sean cuales sean los resultados de la consulta, los escoceses han dejado su huella en la historia del Reino Unido y todos los ojos están puestos ahora en el futuro del país. Joanna Gill, euronews, Edimburgo.