Última hora

Última hora

Leyendo ahora:

El tartán, de Escocia al mundo


Cultura

El tartán, de Escocia al mundo

Probablemente ningún tejido sea tan característico y represente tanto a una tierra. Hablamos del tartán, originario de Escocia y que ha pasado de diferenciar a los clanes a llenar las pasarelas y los armarios de todo el mundo.

En North Berwick, a principios de agosto, se celebran los juegos internacionales de las tierras altas o Highlands. Una celebración de la cultura escocesa y celta donde los Kitls son los grandes protagonistas.

“El tartán que llevo es el llamado Royal Stewart”, cuenta un participante. “No estoy seguro de donde fue creado ni nada de eso, pero es el tartán más famoso para las bandas de las Highlands y sus descendientes”.

Lo cierto es que el tartán nunca ha dejado de estar de moda. Usado desde el Siglo XVIII, el sencillo y elegante patrón de los cuadros ha recorrido un largo camino hasta llegar a las mejores pasarelas del planeta.

En 2008, en Milán, Dolce&Gabanna presentaba una colección que bien podría haber tenido lugar en los jardines del Castillo de Balmoral.

Históricamente hablando, el tartán no era sino la prenda diaria de los highlanders, hilada, teñida, tejida y modelada localmente.

En la milla de oro de Edimburgo, numerosas tiendas venden permanentemente vestidos, sombreros y faldas escocesas o kilts con estampados de tartán, tanto a los turistas internacionales como a los propios escoceses.

Mientras los extranjeros se fijan en los colores o el diseño y eligen a partir de estos, para los escoceses va más allá del gusto.

“Originalmente un tartán era algo bastante simple, eran simples cuadros”, nos cuenta el gerente de una de las tiendas más afamadas de Edimburgo. “Se tejía a mano y que se teñía con diferentes plantas. Así que básicamente podías saber de dónde procedía una persona debido al color de su tartán y a las plantas que había usado para teñirlo.
Llevar el tartán es una cuestión de orgullo, simboliza de dónde eres, de dónde procedes en términos de raíces familiares y demuestra tu orgullo de ser escocés”.

Fue la influencia de la Gran Bretaña victoriana la que transformó el tradicional tartán en el tejido que conocemos hoy. Durante aquel período, los métodos de producción industriales transformaron el tejido de las Tierras Altas de Escocia en un producto meramente comercial, agregando su mítico dibujo a todo tipo de prendas, y convirtiendo los cuadros escoceses en todo un icono.

Selección del editor

siguiente artículo
El papel de la educación para preservar las lenguas minoritarias

learning world

El papel de la educación para preservar las lenguas minoritarias