Última hora

Última hora

Aunque Escocia se vaya la reina se queda

Leyendo ahora:

Aunque Escocia se vaya la reina se queda

Tamaño de texto Aa Aa

Coronada en 1952 como soberana del Reino Unido, de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Isabel II tiene entre sus antepasados a reyes y reinas de Inglaterra y Escocia. No hay duda de que perder una de las joyas de su corona no la dejaría indiferente.

Según la prensa británica, el domingo pasado en Balmoral dijo: “espero que la gente reflexione con detenimiento sobre el futuro”.

Una frase que deja entrever su inquietud, pero políticamente correcta según la escocesa Laura Robertson.

“Se supone que ella no hace comentarios sobre política, pero creo que tal vez la gente quiera saber algo sobre lo que opina”.

Muy popular en Escocia, nadie lo ha visto como una falta a su deber de neutralidad. El constitucionalista Michael Keating lo confirma.

“Cualquier comentario de la reina relativo a este caso estaría claramente en contra de la Convención Constitucional. Ella lo sabe, hace mucho tiempo que está ahí y estoy seguro de que ella no lo haría. La reina cuenta con el respeto de la gente del Reino Unido, Escocia incluida, precisamente por eso, porque no interviene en cuestiones políticas”.

En 1999, la reina Isabel inaugura solemnemente el Parlamento escocés, creado tras el referendo sobre la devolución de poderes de 1997. La soberana se plegó a la voluntad popular:

“Hoy es un día histórico para Escocia. Es nuestra solemne obligación en esta cámara, con los ojos del país sobre nosotros, destacar que este nuevo Parlamento asume poderes plenos en el servicio a los escoceses”.

Y si la reina, cuya madre era escocesa y es en Escocia donde veranea, está muy apegada a esta tierra, Escocia parece tener el mismo apego a la reina, hasta el punto de que el líder independentista, Alex Salmond, ha asegurado que ella seguiría siendo jefa del Estado en una Escocia independiente. Sin embargo, no ha dicho nada sobre sus descendientes.

Pero, ¿qué pasaría con la bandera del Reino Unido? ¿Cómo quedaría la Union Jack sin Escocia?

Diseñada hace más de 200 años combina los colores de los tres santos patrones de Inglaterra, Irlanda y Escocia. En caso de la independencia escocesa, la cruz blanca sobre fondo azul de San Andrés podría desaparecer.

Según los constitucionalistas, si Escocia conserva a la reina, la Union Jack podría permanecer tal y como está, ya que representa más la unión de coronas que de naciones.