Última hora

Última hora

Salmond, el hombre que promete un futuro radiante a Escocia

Leyendo ahora:

Salmond, el hombre que promete un futuro radiante a Escocia

Tamaño de texto Aa Aa

Alexander Elliot Salmond nació el 31 de diciembre de 1954 en Linlithgow, cerca de Edimburgo. Y si hay algo en lo que todo el mundo coincide es en que no deja a nadie indiferente.

Diplomado por la Universidad de Saint Andrew, el jefe de filas del Partido Nacional Escocés comenzó a trabajar como economista y llego a ser empleado del RoyalBank of Scotland.

Vivió los momentos más difíciles de su partido, del que llegaron a expulsarle brevemente en 1982, pero su capacidad de trabajo y su ambición le condujeron a Westminster primero, y más tarde, en mayo de 2007, se convirtió en primer ministro de Escocia.

Un acontecimiento histórico para los nacionalistas, que repitieron victoria en las elecciones de mayo de 2011, y además, en esa ocasión, con mayoría absoluta.

Avalado por sus resultados, Alex Salmond consiguió la autorización del primer ministro británico, David Cameron, para celebrar un referéndum sobre la independencia de Escocia.

En una de sus biografías más conocidas, el periodista e historiador David Torrance acusa a Salmond de ser, en ocasiones, despótico y agresivo, además de oportunista, populista y sospechosamente camaleónico.

Pero Alex Salmond es también un brillante orador y temido rival capaz de hacer sombra a políticos venidos de Londres como Alistair Darling, el miembro del Partido Laborista británico y líder de la campaña por el No a la independencia.

A base de apasionamiento y combatividad, en su segundo cara a cara, Salmond logró dar un vuelco a los sondeos.

Alex Salmond. Líder del Partido Nacional Escocés:
“El argumento por la independencia se basa en una premisa simple: nadie, absolutamente nadie, va a dirigir los asuntos de este país mejor que la gente que vive y trabaja en Escocia, nadie se preocupa más por Escocia. Ahora, igual que en 1979, los agoreros dicen que no vamos a poder hacerlo, que no vamos a poder hacer lo que cualquier otro país, y al igual que entonces, esas voces se equivocan”.

Alex Salmond promete un futuro radiante a Escocia.