Última hora

Última hora

Quien no se equivoca, no aprende

Leyendo ahora:

Quien no se equivoca, no aprende

Tamaño de texto Aa Aa

En lugar de castigar los errores, los maestros cada vez más animan a sus estudiantes a que aprendan a través de sus errores para que no teman equivocarse y aprendan de sus fallos. Un buen ejemplo de ello lo encontramos en la forma en la que están construidos los videojuegos: para hacer que el usuario siga jugando, cada vez que pierde este tiene la oportunidad de volver al punto donde se equivocó para superar su error y seguir avanzando. En Reino Unido ya hay algün profesor que ha trasladado este modelo virtual a las aulas para que los alumnos participen mäs y tengan menos miedo a equivocarse.

En México un profesor mexicano también cree que los jóvenes aprenden mejor experimentando con nuevos métodos. En su clase se respira arte: los alumnos aprenden idiomas escribiendo poemas. En la ciudad mexicana de Mérida un centro educativo, llamado Hable, pone en práctica un enfoque diferente para enseñar lenguas extranjeras. Allí los estudiantes no aprenden vocabulario ni gramática de memoria, sino que
recitan poemas. Lo importante no es errar, sino arriesgarse.

En Italia, el fútbol es el perfecto ejemplo del aprendizaje a través del fracaso. En Bolzano, el Excelsior, último clasificado de la Tercera División italiana, ha perdido 247 partidos y solo ha ganado uno en 13 años. El equipo va a contracorriente de las premisas del mundo del fútbol, en el que ganar es esencial. Su extenso currrículo de derrotas ha convertido al Excelsior en un fenómeno mediático.
Todos salen a ganar, incluso sabiendo que probablemente perderán,pero la buena actuación de cualquiera de los jugadores se celebrará como si fuera una victoria tanto en el campo como fuera de él.