Última hora

Última hora

Reacciones políticas en Londres tras el referéndum en Escocia

Leyendo ahora:

Reacciones políticas en Londres tras el referéndum en Escocia

Tamaño de texto Aa Aa

El tiempo pasa y con él la resaca de unos días frenéticos que han mantenido en vilo no sólo a Escocia, sino a todo el Reino Unido. Los números han hablado y ahora es el momento de sacar conclusiones.

Nuestro corresponsal en Londres, James Franey, ha estado en el epicentro de la actividad política en Londres, en los alrededores del Parlamento británico.

Allí ha entrevistado a Liam Fox, exministro de Defensa con David Cameron.

“Bueno, ha sido la propia Escocia la que ha demostrado estar muy involucrada democráticamente y eso es algo muy sano. Si los partidos en Escocia juegan su papel de una forma constructiva, no tiene por qué haber división, recriminaciones o rencores, lo que siempre es un riesgo después de un referéndum de estas características. Pero tengo que decir, pese a lo que se ha dicho, que cuando estuve en Glasgow ayer no noté ese nivel de hostilidad o rencor”.

El líder del Partido por la Independencia del Reino Unido, Nigel Farage, opina que ha llegado el momento de hablar de Inglaterra. Las promesas de los principales partidos a Escocia, así como a Gales e Irlanda del Norte anuncian una reforma del poder territorial.

“Cameron estará muy aliviado esta mañana por el hecho de que la Unión se
haya mantenido pero, ¡dios mío! Se ha metido en un buen lío. Hemos pasado dos años hablando de Escocia, pero hoy estamos hablando de Inglaterra y los ingleses han estado muy callados, y se han portado muy bien, pero han sido tratados francamente mal en esta cuestión de la devolución durante los últimos 18 años”.

Vernon Bogdanor, profesor del Kings College, habla sobre una reforma en la Constitución.

“En mi opinión, en vez de hacer remiendos en la Constitución, es el momento de que hagamos como cualquier otra democracia y tengamos una Constitución escrita adecuada. Quizá en 2015, que se cumplen 800 años de la Carta Magna, sería un buen momento para empezar a hacerlo”.

Si hubiera una reforma constitucional tendría lugar durante la próxima legislatura, ya que las elecciones en Inglaterra están previstas para mayo de 2015.