Última hora

Última hora

Singapur encuentra una nueva llama

Leyendo ahora:

Singapur encuentra una nueva llama

Tamaño de texto Aa Aa

Esta semana, en nuestra serie sobre los desafíos urbanos del mañana, estamos en Singapur, un ejemplo de ciudad en busca de su independencia energética.

Datos clave sobre el sector energético de Singapur

  • La pequeña república está situada al sur de la península de Malasia, en una gran ruta marítima
  • La isla Estado se ha convertido en un centro global para el comercio de petróleo y su refinamiento
  • Singapur no cuenta con casi ninguna fuente natural de recursos energéticos e importa su suministro
  • La Isla de Jurong ha sido la base de grandes compañías de petróleo desde que comenzó su comercio en 1891
  • Una terminal de carga de gas natural licuado (GNL) comenzó a operar en mayo de 2013
  • La ciudad quiere más seguridad energética para no depender del gas que llega a través de gaseoductos procedentes de Malasia e Indonesia


Esta isla Estado de 5,4 millones de habitantes se ha movido durante mucho tiempo a base de petróleo, pero ahora también trabaja con el gas natural.

Más del noventa por ciento de la electricidad es ya generada a partir del gas. A comienzos de los años noventa prácticamente toda procedía del petróleo.

“El empleo de gas natural en lugar de fuel oil es económicamente más competitivo y también más limpio”, asegura Anton Finenko, del Insituto de Estudio Energético de la Universidad Nacional de Singapur. “La eficiencia de las turbinas de gas es casi el doble que la de las turbinas a base de fuel oil. A las compañías de electricidad de Singapur se les ofrecieron incentivos para cambiar de energía y aumentar su competitividad en el mercado doméstico”.

En medio de una gran campaña promocional del gas natural, cada vez más clientes, incluidos centros comerciales, hospitales y aeropuertos, se están conectando a la red de gas, que se desarrolla con gran rapidez.

Seamus Kearney, euronews:

“Se espera que la demanda de gas natural aumente en Singapur por parte de clientes residenciales y empresariales, por lo que las autoridades están intentando encontrar la mejor forma de asegurar su circulación en el futuro de la forma más barata y eficiente posible”.

Alrededor de la mitad de los hogares se abastece actualmente de la red de gas. La mayor parte del suministro llega a través de gaseoductos desde Malasia e Indonesia.

Pero ante la carencia de fuentes de energía propias, Singapur es consciente de la necesidad de diversificarlas.

El año pasado la ciudad abrió su primera instalación de recepción de gas natural licuado, o GNL, proveniente del exterior.
Esto podría llevar a la creación de una nueva central regional.

“Obviamente esta tendencia permanecerá en el futuro, varios indicadores lo prueban”, mantiene Finenko. “Por ejemplo, la terminal de GNL de Singapur se ampliará en los próximos años. Y también es probable que se construya otra terminal de GNL en el este de la isla en el próximo decenio. Así que podemos deducir que el gas natural tendrá un gran protagonismo en el mercado doméstico en Singapur”.

El GNL es gas tratado a muy baja temperatura, que lo reduce 600 veces.

Lo que facilita su transporte en barcos y camiones.

Según los especialistas, algo muy interesante para países en busca de mayor seguridad energética para su suministro habitual.

“Lo típico es que con un suministro por medio de geseoductos dependas de uno o quizás dos países para la obtención del gas”, afirma Peter Lambert, experto en gas natural de McKinsey & Company. “Y si por cualquier razón ese suministro se interrumpe, por razones políticas o meramente técnicas, puedes hacer muy poco para remplazarlo”.

Esos países, con las instalaciones adecuadas, podrían en cambio buscar GNL en el mercado global y evitar el gasto en almacenamiento de reservas.

Nos vemos en nuestro próximo programa de Urban Visions desde Rio de Janeiro.