Última hora

Última hora

Avances hacia la consecución de un alto el fuego en el Este de Ucrania

Leyendo ahora:

Avances hacia la consecución de un alto el fuego en el Este de Ucrania

Tamaño de texto Aa Aa

Aunque sigue habiendo combates esporádicos, los separatistas prorrusos y las fuerzas de Kiev continúan replegando su armamento pesado en la zona de demarcación que separa las posiciones de los dos bandos en el Este de Ucrania.

Es uno de los puntos fundamentales del Memorándum firmado entre los dos bandos el pasado sábado en Minsk: la creación de un área desmilitarizada de 30 kilómetros de la que deben ser retiradas la artillería y los tanques con cañones cuyo calibre sea mayor de 100 milímetros.

Los nueve puntos del memorándum buscan consolidar el alto el fuego firmado también en la capital bielorrusa a principios de mes.

Pero los numerosos combates registrados desde entonces han llevado al mismo presidente ucraniano a reconocer los límites de una solución militar.

Petro Poroshenko. Presidente de Ucrania:
“Es imposible ganar una guerra en las ciudades de Lugansk o Donetsk usando sólo medios militares. Cuantos más batallones desplacemos allí, más tropas enviará la Federación Rusa”.

Hoy por hoy, nadie se atreve a poner fecha al final definitivo de los combates:
Andrei Purgin. Viceprimer ministro de la autoproclamada República Popular de Donetsk:
“Un alto el fuego completo, la retirada de los vehículos, y la retirada de las fuerzas se logrará en poco tiempo. Pero no puedo decir exactamente cuándo. Hay muchos matices y problemas militares que no hemos abordado en profundidad”.

Uno de los puntos conflictivos es el aeropuerto de Donetsk, del que las fuerzas ucranianas, semicercadas, mantienen el control. Pero además está la cuestión crucial del futuro estatuto de Donetsk y Lugansk.
Hasta ahora, los rebeldes han ignorado las propuestas de Kiev de ampliar la autonomía de ambas regiones.
Para la población local, el tiempo apremia. Todos esperan que las armas callen por fin tras cinco meses de conflicto y cerca de tres mil muertos.