Última hora

Última hora

España y Grecia baten récords en turismo; Italia vive un verano aciago

Leyendo ahora:

España y Grecia baten récords en turismo; Italia vive un verano aciago

Tamaño de texto Aa Aa

El sur de Europa vive en buena parte del turismo. Y, en plena crisis, es bienvenido. Pero, este verano, no en todos los países ha ido igual de bien. En Italia, los ingresos no han sido los esperados.

Por primera vez desde que la federación de hoteleros italiana Federalberghi recoge estadísiticas, entre junio y agosto hubo una bajada del número de clientes. La débil subida de turistas extranjeros fue contrarrestada por un descenso proporcional del turismo doméstico. Esta situación se tradujo por una disminución del cinco por ciento en los ingresos. Las cancelaciones de último momento reflejan la presión deflacionista en todo el país.

“En Italia, cuando llueve, se dice habitualmente que es culpa del Gobierno”, explica el periodista italiano de Euronews Giacomo Segantini. “La federación de hoteleros no llega tan lejos, pero pide a Roma que haya un alivio fiscal, incluida la vilipendiada tasa turística, y un aumento del tope para pagos al contado”.

“El turismo es la industria más rentable en España”, subraya por su parte el periodista español también de Euronews Vicenç Batalla. “En agosto, se volvieron a batir récords de visitantes. Y británicos, franceses y alemanes llenaron las playas de las costas y las islas mediterráneas. Pero, ¿qué pasará si en estos países la economía vuelve a ir mal y sus habitantes no tienen dinero para viajar?”.

España recibió el pasado agosto por primera vez más de nueve millones de vistantes extranjeros en un sólo mes, según el ministerio. Y, en lo que va de año, ya se contabilizan más de 45 millones.

Los británicos siguieron en agosto en el primer puesto, concentrándose mayoritariamente en las islas Baleares. Por detrás estuvieron los franceses, que tienen como principal destino Cataluña. Y, en tercer lugar, se situaron los alemanes que van sobre todo a las Baleares y las islas Canarias.

La crisis y los conflictos geopóliticos, en cambio, han castigado al turismo ruso que en agosto retrocedió en más del ocho por ciento respecto al año anterior. Como compensación, el turismo interior español vuelve a crecer.

En proporciones menores, la tan maltratada Grecia también está viviendo un verano de récords. Se estima que, en 2014, aterrizarán en avión diecinueve millones de extranjeros y otros dos millones lo harán en crucero marítimo. O sea, casi un quince por ciento más que en 2013.

“Para Grecia, el turismo siempre ha sido una carta estratégica”, recuerda desde Atenas la periodista griega de Euronews Melina Touchtidou. “Este año, salvó la economía. Se espera un total de veintiún millones y medio de turistas, lo que supondrá unos ingresos de trece mil millones y medio. El país necesita totalmente este dinero, estrangulado como está tras seis años de recesión”.

El sector en Grecia debe contribuir este año al diecisiete por ciento del Producto Interior Bruto. Por ello, los propios empresarios han decidido bajar los precios para atraer también a los turistas más modestos de casa.