Última hora

Última hora

Nuevo museo del chocolate en Bélgica

Leyendo ahora:

Nuevo museo del chocolate en Bélgica

Tamaño de texto Aa Aa

El chocolate gusta a niños y mayores y Bélgica lo sabe muy bien. Un nuevo museo acaba de abrir sus puertas en la capital belga para mostrar a los visitantes todo el proceso de elaboración del chocolate.

¿Cuál es su secreto?, preguntamos a uno de los maestros chocolateros.

“Eso no lo voy a desvelar. La gente viene aquí a degustar y nuestro secreto es hacerlo bien”, responde.

Los visitantes pueden conocer mejor los orígenes del chocolate a través de la historia, la publicidad y los talleres que se organizan, entre otras actividades. Hay una degustación al final.

Efi Koutsokosta, euronews:
“Desde la historia hasta la producción del chocolate belga. Este museo organiza talleres para conocer el proceso de elaboración, participar y por supuesto, probarlo”.

Maxime Pliester tiene una pequeña fábrica de chocolate en Bruselas. Ha venido aquí para enseñar como se hacen sus bombones negros rellenos de cerveza: “La base es un proceso muy particular denominado conchado. Se refiere a la etapa en la que el grano de cacao se transforma en chocolate. Y ese es su secreto. El secreto belga”

Aquí hay también un invernadero tropical. El alcalde de Koekelberg, Philippe Pivin, tuvo la idea de convertir esta antigua fábrica de chocolate en museo: “Para nosotros comienza una aventura apasionante. Es como un barco que acaba de salir al agua a navegar. Y espero que llegue muy lejos”, asegura.

Al final de la visita, sala de té, tienda y degustación de distintas marcas de chocolates, también hay bombones elaborados por maestros chocolateros de todas las partes del mundo. Es difícil resistirse…

“Le diría a mis amigos de Hungría que si tienen tiempo y vienen a visitar Bélgica y Bruselas, vengan a este museo”, dice este hombre.

“En Bélgica nos encanta el chocolate. Y el chocolate belga es el mejor del mundo. Esta muy bien descubrir este sitio, esto era una antigua fábrica y aquí hacían un chocolate maravilloso. No lo sabía y ha sido muy emocionante”, explica esta mujer.

La visita dura alrededor de una hora, hay audioguías disponibles en varios idiomas, incluido el español. Este museo abre todos los días excepto los lunes.

Belgian Chocolate Village. Rue de Neck 20. 1081 Brussels (KOEKELBERG).