Última hora

Última hora

Turquía: la avalancha de refugiados kurdos sirios desencadena la peor crisis humanitaria en 3 años

Leyendo ahora:

Turquía: la avalancha de refugiados kurdos sirios desencadena la peor crisis humanitaria en 3 años

Tamaño de texto Aa Aa

Decenas de miles de kurdos sirios han atravesado la frontera con Turquía huyendo de los ataques yihadistas en sus pueblos.

El éxodo comenzó el viernes, y en las primeras 24 horas ya habían pasado a suelo turco 50 mil personas. Desde entonces, esa cifra está en aumento constante, desencadenando una alerta humanitaria sin precedentes desde el principio de la guerra en Siria hace tres años, según la ONU.

Carol Batchelor. Representante de la UNHCER en Turquía:
“No creo que en los últimos tres años y medio hayamos visto 100 mil personas cruzando la frontera en dos días. En Turquía ya hay cerca de 1,6 millones de refugiados y ahora hay un flujo continuo de cien mil… francamente no sabemos cuándo terminará esto. No sabemos lo que nos depara el futuro”.

Los habitantes que huyeron de la ciudad de Kobané (Aïn al Arab en árabe), cuentan los horrores perpetrados por los yihadistas. Algunos dicen que los imames les avisaron de que matarían a todos los kurdos entre 7 y 77 años.

Ismail Ahmad está aún conmocionado.
“Entraron en nuestras casas y se llevaron a nuestras hijas. ¿Qué clase de musulmanes son esos? ¿que Islám es ese? Están decapitando gente, por eso nos hemos refugiado aquí”.

Los kurdos son mayoritariamenrte suníes, pero los yihadistas les consideran apóstatas debido a sus costumbres seglares. Otros grupos religiosos, como los cristianos y los chiíes también son víctimas de una especie de limpieza étnica por parte del Estado Islámico. Al menos 64 pueblos alrededor de Kobané fueron tomados al asalto por miles de yihadistas armados hasta los dientes la semana pasada, como explica este hombre:

Haci Hasan Bektas. Refugiado kurdo de Siria:
“Los yihadistas del Estado Islámico vinieron para tiranizarnos. Tuvimos que dejar atrás nuestras casas y nuestras propiedades. Dejamos atrás todo lo que teníamos: tiendas, puestos de trabajo…todo por culpa de su crueldad. Vinieron aviones de guerra y nos bombardearon”.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ha recibido menos de una cuarta parte de los 385 millones de euros que había pedido para gestionar la llegada de refugiados a Turquía.