Última hora

Última hora

La gran coalición de Washington contra los yihadistas

Leyendo ahora:

La gran coalición de Washington contra los yihadistas

Tamaño de texto Aa Aa

Desde los primeros bombardeos estadounidenses en Irak el pasado 8 de agosto, Estados Unidos parece haber conseguido la difícil misión de reunir una vasta coalición para luchar contra los yihadistas del grupo Estado Islámico.
Según Washington, más de cincuenta países participan con apoyo militar, político o ayuda logística.

Desde la tribuna de la ONU, el presidente de Estados Unidos recordó la necesidad de unir fuerzas contra el enemigo común:

Barack Obama. Presidente de EE.UU:
“El único lenguaje que entienden los asesinos como estos es el lenguaje de la fuerza. Así que Estados Unidos trabajará con una amplia coalición para desmantelar esta red de la muerte. Y en este esfuerzo no estamos solos”.

El pasado 11 de septiembre, en Arabia Saudí, su secretario de Estado, John Kerry, lograba el apoyo de diez países árabes, una alianza arabo-estadounidense excepcional.
Cinco de ellos han participado o van a participar incluso en los bombardeos en Siria, en primer lugar Arabia Saudí, pero también Bahrein, Jordania, Emiratos Árabes y, en menor medida, Catar.
Es la primera vez desde la guerra del Golfo en el 91, que tantos países árabes, con intereses en ocasiones divergentes, participan en bombardeos militares en la región al lado de Estados Unidos.

En cualquier caso, los bombardeos en Siria son más peligrosos que en Irak: EE.UU actúa sin aval de la ONU, y el Gobierno sirio no ha pedido en ningún momento ayuda a Wasgington, al contrario que el Ejecutivo iraquí.

Además, la Casa Blanca debe evitar que su ofensiva beneficie a su gran enemigo, Bachar Al Asad.
El gran ausente regional de la coalición es Irán. El poderoso aliado de Al Asad se mantiene en un segundo plano, aunque ya ha ayudado a las fuerzas kurdas.

En cuanto a Turquía, la posición de Erdogan ha evolucionado. Reticente en un principio, Ankara ha afirmado que podría proporcionar apoyo militar o logístico.
Entre los aliados occidentales, Francia está en primera línea: fue el primer país en sumarse a los bombardeos estadounidenses en Irak. Probablemente, el Reino Unido les seguirá los pasos tras la esperada luz verde del Parlamento británico este viernes.
Australia, Bélgica y Holanda también se han comprometido a enviar aviones de combate y decenas de efectivos.

Además, el suministro europeo de armas a los Peshmergas iraquíes está en marcha desde hace tiempo. Alemania es el último país del Viejo Continente en sumarse a la entrega de equipamiento militar. También participará en la formación de los combatienentes kurdos.

Falta por ver hasta cuándo sse mantendrá unida la gran coalición. La Administración estadounidense asegura que esta campaña podría durar meses, tal vez, años.