Última hora

Última hora

El Nanoknife, un instrumento para controlar el cáncer

Leyendo ahora:

El Nanoknife, un instrumento para controlar el cáncer

Tamaño de texto Aa Aa

Los cirujanos utilizan el llamado Nanoknife con enfermos de cáncer que ya no pueden ser sometidos a tratamiento.

No se puede utilizar con todo el mundo pero muchos cirujanos aseguran que en ocasiones se trata de la única salida para algunos de sus pacientes.

De hecho, un cáncer no se puede operar por muchas razones pero una de ellas es que no se puede tener acceso al tumor para destruirlo sin dañar otros órganos o los vasos sanguíneos.

“Entre las dos agujas que utilizamos existe una gran tensión. Se aplican hasta 3.000 voltios. Cuando aplicas un voltaje como éste, eso desestabiliza las células y la membrana celular creando nano agujeros en la propia membrana, es decir, creando agujeros en el revestimiento de las células”, explica Edward Leen, Profesor de Radiología en el Imperial College de Londres.

Este procedimiento puede ser repetido tres o cuatro semanas después de la primera intervención.

“Con estos agujeros que aparecen en la membrana celular podemos decir que lo que ocurre es que la célula se suicida. Muere porque es como si tuviésemos muchos agujeros en la piel, todos nuestros fluídos saldrían. Con las células ocurre lo mismo”, asegura Leen.

Por el momento no se trata de una solución accesible a todo el mundo. El Profesor Leen trabaja con el Nanoknife en el Hospital Princesa Grace de Londres.

“Los datos demuestran que podemos controlar la enfermedad pero no acabar con ella como en el caso del cáncer de páncreas. Normalmente utilizamos el Nanoknife en combinación con la quimioterapia”, explica.

El Nanoknife consigue actuar solo en una parte concreta del cuerpo sin dañar los tejidos cercanos por ello no se utiliza con pacientes cuyo tumor se haya extendido ni con aquellos que sufren problemas de corazón.