Última hora

Última hora

El CERN, el mayor laboratorio de física de partículas del mundo, cumple 60 años

Leyendo ahora:

El CERN, el mayor laboratorio de física de partículas del mundo, cumple 60 años

Tamaño de texto Aa Aa

Una fiesta en toda regla, a ritmo de concierto, y con invitados de todo el mundo.

Asi ha celebrado el Laboratorio Europeo de Física de Partículas de Ginebra (CERN) su sesenta aniversario, una ceremonia a la que han asistido representantes de 35 países.

El CERN, fundado en 1954, es el mayor laboratorio de física de partículas del mundo, el lugar donde nació la Red informática mundial y donde se descubrió el bosón de Higgs, la partícula gracias a la cual existe la masa.
También de allí han surgido grandes avances para la salud, como la imagen médica, que ha permitido, entre otros, el descubrimiento de técnicas de diagnóstico por imágenes y de terapias oncológicas.

El CERN se constituyó gracias a la firma de los primeros 12 Estados miembros. Actualmente cuenta con 21.

España es el quinto contribuyente, tras Alemania, Francia, Reino Unido e Italia, del CERN, que, con científicos de 100 nacionalidades, trabaja para esclarecer de qué esta formado el universo y por qué leyes se rige:

“Es increíble ver cómo científicos e ingenieros de culturas tan diferentes trabajan juntos, sin distinciones. Creo que debería ser un modelo para todo el mundo”, comenta el director general del organismo, Rolf Heuer.

Sin embargo, el descubrimiento más fundamental ha sido el del bosón de Higgs en 2012, galardonado con el Premio Nobel a Peter Higgs y François Englert.

“Con el famoso bosón de Higgs, hemos entendido cómo funciona nuestro modelo estándar, que describe un 5% del universo. El 95% del universo es materia oscura y energía oscura.
Pienso que es hora de entrar en el universo oscuro; sería uno de los principales objetivos para el futuro más cercano”, añade Heuer.

“Durante estos 60 años, el CERN no solo ha revolucionado nuestro conocimiento científico, sino que, además, ha creado modelos exitosos de coexistencia entre diversas culturas y objetivos comunes”, comenta nuestro enviado especial a Ginebra, Claudio Rosmino.