Última hora

Última hora

La troika vuelve a Atenas y el Gobierno espera que sea su última inspección

Leyendo ahora:

La troika vuelve a Atenas y el Gobierno espera que sea su última inspección

Tamaño de texto Aa Aa

La troika vuelve a desembarcar en Atenas para una nueva inspección. En este caso, para controlar los presupuestos del gobierno griego de 2015 y que éste desea que sean los últimos bajo supervisión de sus prestamistas: la Comisión Europea, el Banco Central y el Fondo Monetario Internacional. De hecho, la ayuda de Bruselas se termina este diciembre, aunque la del FMI está prevista hasta marzo de 2016. Con una economía que parece salir del agujero, el Ejecutivo quisiera a partir del año que viene empezar a financiarse directamente en los mercados.

“El FMI es la gran espina para el gobierno griego quien desea que sea la última vez que sus delegados vengan a Atenas para una inspección”, explica la periodista de economía en Grecia de Euronews, Symela Touchtidou. “Con un excedente del déficit primario por encima del objetivo, el Gobierno intentará dejar de depender de la ayuda del FMI. Aunque el camino para una decisión como ésta aún es largo”.

En el segundo trimestre de 2014, Grecia todavía retrocedió tres décimas. Pero la recesión parece que se amortigua para que pronto haya crecimiento. De momento, entre enero y agosto el Estado generó un superávit de 1.900 millones de euros si no tienen en cuenta la deuda y sus intereses.

Pero el drama sigue siendo el paro. Según los últimos datos de la oficina de estadísiticas Eurostat y que aún corresponden a junio, el desempleo en Grecia se sigue situando en un 27 por ciento. Y el porcentaje de los menores de veinticinco años que no tienen trabajo es de más del cincuenta por ciento. Lo que pretenden los delegados de la troika es que el país haga más reformas estructurales antes de irse definitivamente.