Última hora

Última hora

Austeridad "a la francesa"

Leyendo ahora:

Austeridad "a la francesa"

Tamaño de texto Aa Aa

Austeridad europea o modelo social francés…el debate, con su lote de contradicciones, está de rabiosa actualidad.

Francia presenta una deuda pública récord, superior por primera vez a dos billones de euros. Representa el 95,3% del PIB, el doble que hace diez años, según cifras oficiales. Esa deuda sirve, en parte, para financiar el modelo social francés, uno de los más progresistas del mundo y su bien más preciado.

El presupuesto del estado para 2015 prevé más déficit, un poco menos de impuestos pero el mismo rigor. En definitiva, recortes de 21.000 millones de euros, (50.000 millones en tres años).

A los franceses les preocupa el impacto de esos recortes en su modelo social, que busca básicamente garantizar la sanidad y la educación para todos, jubilaciones satisfactorias y una legislación que proteja a los trabajadores.

Ya en agosto, el debate provocó un baile de sillas en el ministerio de Economía: el adalíd antiausteridad Arnaud Montebourg fue remplazado por Emmanuel Macron, un liberal reconocido.

La defensa de ese modelo se ha convertido en el caballo de batalla de todos los gobiernos. Pero para los socialistas, en el poder en Francia, es una auténtica pesadilla.

Tras la crisis, el primer ministro Manuel Valls sobrevivió a su segunda moción de confianza en el Parlamento en cinco meses:

Manuel Valls, primer ministro de Francia:
“Los miembros del Parlamento han decidido que sigamos adelante con nuestro plan, y lo haremos hasta el final de nuestro mandato, porque es lo que quieren los franceses, que nos arremanguemos y que alcancemos las metas que nos habíamos fijado. Os agradezco vuestra confianza, no voy a defraudaros”.

El Gobierno sólo dispone de una mayoría relativa en el Parlamento, y ya ha anunciado recortes en el ámbito de la sanidad y en ayudas a las familias que han llevado a algunos sectores a denunciar el asesinato del modelo social francés.