Última hora

Última hora

Samarcanda abre sus puertas al turismo mundial

Leyendo ahora:

Samarcanda abre sus puertas al turismo mundial

Tamaño de texto Aa Aa

Samarcanda, segunda ciudad de Uzbekistán… Ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2001 y sede del foro del Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial del Turismo.

Durante unos días, la ciudad de más de 2.700 años de antigüedad, acoge este foro para hacer un balance del desarrollo del sector turístico, que ha crecido un 5% en el primer semestre, con visitas de turistas extranjeros de todo el mundo.

Incremento turístico que va unido a la paz y la estabilidad política y económica del país, según dijo el presidente de Uzbekistán, Islam Karimov en la ceremonia inaugural.

“El turismo es un sector muy importante que afecta a la vida cotidiana de las personas, asegura Taleb Rifai, secretario general de la Organización Mundial del Turismo. A veces subestimamos su impacto en términos de beneficios, ingresos y de los puestos de trabajo que se crean. Por eso nuestro objetivo es abrirles los ojos a los líderes políticos para abordar seriamente este sector “.

Para Uzbekistán, este foro es una oportunidad para promover su atractivo turístico y atraer más visitante e inversores potenciales. Tal como nos explica Farrukh Rizaev, ministro de Turismo de Uzbekistán:

“Organizar esta conferencia en Samarcanda nos sirve de escaparate para atraer a más visitantes a Uzbekistán, y especialmente a Samarcanda. Y también para informar al público en general que va a viajar a esta ciudad sobre su significado como parte de la “Ruta de la Seda.”

Como en otras partes de Asia Central, el mercado es el centro neurálgico de la ciudad. Aquí se puede encontrar una artesanía única. Como este sombrero uzbeko tradicionalmente hecho a mano: el “tyubeteika”. Nos encontramos con un par de mexicanos de visita en este sitio tan recóndito.

“Este es un lugar muy místico: Samarcanda y las ciudades de los alrededores Hay muchas cosas que ver y esperamos tener suficiente tiempo y dinero para volver, está claro.”

Entre mausoleos y mezquitas, un alto se impone para recuperar fuerzas con el famoso pan de Samarcanda.

La Ruta de la Seda que atravesaba la antigua Samarcanda permitió durante siglos conectar China con Europa. Un viaje, que en aquella época estaba lleno de peligros y dificultades, y que ahora es un circuito turístico.

Uzbekistán, y también otros países de la región, tratan de adaptar aquellas antiguas rutas a la modernidad de nuestros días con la esperanza de que millones de visitantes puedan descubrir algunos de los tesoros de nuestro patrimonio común.

Un reportaje de Marina Ostrovskaya.

Para más información:

http://www.ouzbekistan.fr/tourisme/samarkand.html

http://lmd.unwto.org/fr/event/conseil-executif-quatre-vingt-dix-neuvieme-session

http://whc.unesco.org/fr/list/603/
http://www.unesco.org/archives/multimedia/index.php?s=films_details&pg=33&id=164#.VC5q565gtJw