Última hora

Última hora

Suecia, refugio de los cristianos de Oriente Medio

Leyendo ahora:

Suecia, refugio de los cristianos de Oriente Medio

Tamaño de texto Aa Aa

La guerra, la angustia y el terror expulsan a las antiguas comunidades cristianas de Siria e Irak… ¿Dónde pueden refugiarse? Encuentro con algunos de sus miembros en Suecia en este reportaje.

Robert Kouki y su familia huyeron de Al Hasaka, al norte de Siria para refugiarse en Södertälje (Sudetelia). Esta ciudad industrial es conocida por sus programas de asilo hacia los cristianos de Oriente. Aquí uno de cada tres habitantes es asirio.

Para salvar la vida, Robert, ingeniero y empresario, dejó en Siria su casa y su negocio de informática.

En San Gabriel, una de las seis iglesias siríacas ortodoxas de la ciudad han organizado una ceremonia de bienvenida para los recién llegados.

Al igual que otros sirios, que por razones de protección están autorizados a vivir en Suecia, Robert y su familia van a recibir un permiso de residencia permanente.

En Södertälje, se espera en los próximos meses una afluencia aún más importante de cristianos de Siria y también de Irak.

“Nuestros hermanos cristianos que vienen de Irak están sufriendo mucho, se lamenta Ayoub Stefan, sacerdote siríaco-ortodoxo en San Gabriel. Sin gobierno, ni sistema de civilización, es difícil para ellos vivir en ese país. Y están matando a tantas personas allí…”

Millones de refugiados sirios e iraquíes permanecen en campamentos de la región. Y sólo un número reducido trata de llegar a Europa. Algunos eligen la ciudad sueca de Södertälje,santuario de muchos cristianos de Oriente Medio desde los años 60. Viven en un barrio modesto con una tasa de desempleo más elevada que en el resto de Suecia.

El “centro Ronna”, lugar de culto y de reunión, acoge también a refugiados cristianos iraquíes. que no suelen tener permiso de residencia como la mayoría de los sirios. A pesar de que la situación vivida en sus países respectivos se asemeja bastante.

Kheder Elias es un refugiado cristiano iraquí , que vive en Södertälje:

“Al principio pagamos a los que nos extorsionaban… Pero cuando venían una y otra vez era difícil pagar … Nos secuestraron a mi y a mi hija … pero por suerte el conductor chocó con otro coche. Pude abrir la puerta y huir.”

Robert y su familia han encontrado un nuevo domicilio. La familia tiene muchas ganas de integrarse en la sociedad sueca, y están aprendiendo rápidamente el idioma.

Visitamos su casa con el sacerdote Ayoub.

Robert nos cuenta en sueco sobre el jugoso negocio de los secuestros que aterroriza a las minorías sobre todo cristianas en Irak y Siria.

“A dos conocidos míos, dos cristianos, un joven y su padre los secuestraron y los mataron. Secuestran a cualquiera, a gente pobre, de clase media o rica. Yo estaba atemorizado, no solo por mi, sino por mis hijos también.”

Las hijas de Robert, Merella y Adella, de diez y catorce años, intentan hacerse amigos en Suecia, y cuando celebran sus cumpleaños, la casa tiene un aire muy sueco, muy lejos de la violencia que vivieron.

“Cuando vine a Suecia, empecé a aprender unas diez palabras al día, y a hablar en sueco con mis primos que viven aquí desde hace tiempo, dice Adella. Ellos ya hablan muy bien el idioma.”

Ibrahim dejó Siria hace seis meses, llevado por el mismo éxodo. Desde principios de año, el número de sirios en Suecia a aumentado un 140%, respecto a 2013. Y hay un 80% más de iraquíes. Este joven juega en un equipo de fútbol con jugadores de todas las confesiones, algo impensable en su país.

“Los cristianos están bajo una gran presión en Siria. Las mujeres cristianas son agredidas sexualmente y a los hombres que llevan un crucifijo se les considera extranjeros infieles.”

Al entrar en Suecia de manera irregular, muchos exiliados afrontan dificultades para obtener un permiso de residencia y trabajo. Aho Gabriel, por ejemplo, salió de Siria de forma clandestina y su situación ahora es irregular:

“Para llegar a Suecia, tuve que pagar a los traficantes más de 12.000 euros”

“Todo ha cambiado con la llegada del grupo yihadista Estado Islámico, asegura Ninous Touma es el entrenador del equipo de fútbol asirio. Quieren expulsar a los cristianos de la región lo antes posible. La región es un polvorín y la comunidad cristiana está atemorizada.”

Ibrahim y su familia viven en las afueras de Södertälje. Aquí han encontrado una nueva vida.
La alegría de hoy está lejos del terror de los pasados meses…

“A uno de nuestros parientes lo secuestró el grupo terrorista Frente Al Nusra. Lo llevaron de un lado para otro, y querían cortarle la cabeza. No sabemos si lo han matado, por eso mi familia tuvo miedo y nos fuimos del país.”

Pero, la presencia de esas comunidades en Suecia no es del agrado de todos. En las elecciones del pasado septiembre, el partido anti-inmigración ha progresado en Södertälje. Y recientemente ha habido dos incendios provocados en lugares de esta comunidad.

El presidente de la federación de Asirios de Suecia, Afram Yakoub, propone cómo reducir la afluencia de refugiados.

“Sabemos que cada día hay diez o veinte familias asirias de Irak. A nosotros cristianos
nos están echando de esa zona. Sobre todo pedimos a los políticos y gobiernos que ayuden a los asirios a permanecer en Oriente Medio.”

Yakoub se ha dado cita por Skype con un amigo que huyó de Mosul a la llegada del grupo yihadista Estado Islámico y que se refugió en el Kurdistán iraquí. Por su seguridad prefiere hacerse llamar “Elia”.

Afram Yakoub le pregunta si ha sufrido la discriminación de los musulmanes hacia los cristianos. A lo que “Elia” le responde:

“Sí, pero eso no es reciente, los cristianos nunca han sido libres aquí. Incluso durante la época de Saddam Hussein no éramos libres, ni nos respetaban totalmente. Recuerdo que en sus oraciones de los viernes, los musulmanes denostaban los valores cristianos, nuestras tradiciones, y creencias.”

Afram Yakoub pregunta si piensa que hay que armar a los asirios de Irak. “Elia” dice sin rodeos que sí. “Hay que armarlos, tienen derecho a defenderse.”

En Södertälje, Ibrahim quiere labrarse un futuro en su nuevo país y sueña con ser arquitecto o ingeniero civil. Pero, para integrarse, aprender el idioma es solo el primer paso, tal como señala su profesora de sueco, Lena Boström:

“Antes que nada, les presento la nueva sociedad donde viven, hacemos muchos viajes para conocer la capital, Estocolmo. También les enseñamos a resolver los problemas cotidianos. Muchos refugiados tienden a encerrarse en su burbuja, por lo que es muy importante hacerles participar en la sociedad.”

Las agencias de empleo y universidades suecas han lanzado un programa de ayuda a profesionales e intelectuales extranjeros para que puedan ejercer su profesión en Suecia.

Hoy Robert tiene una cita con Horea Arizcurinaga, su consejera laboral personal, de la Universidad de Estocolmo.

“Tenemos que reconocer los diplomas y aptitudes que usted y otros refugiados tienen, le dice Horea, Su gran experiencia y conocimientos seguro interesarán a las empresas de este país.”

Robert Kouki sueña en un futuro, a medio y largo plazo, crear mi propia empresa, tal y como la tenía en mi país.

Ningún otro país de Europa acoge a tantos refugiados en proporción a su población. Una posición generosa que tiene unos costes económicos y políticos: la extrema derecha ha tenido un aumento histórico en la últimas legislativas en Suecia.

BONUS 1: Boel Godner, Alcalde de Södertälje

La ciudad sueca de Södertälje acoge más refugiados procedentes de Siria e Irak que la mayoría de otras ciudades en Suecia y Europa.
Euronews se entrevistó con su alcalde socialdemócrata, Boel Godner. Para escuchar la entrevista en inglés puede utilizar este enlace.

BONUS 2: Afram Yakoub

Para escuchar la entrevista en inglés del presidente de la Federación Asiria de Suecia, Afram Yakoub, haga click en este enlace. Euronews le entrevistó en Södertälje, al sur de Estocolmo.