Última hora

Última hora

Cerca de 200.000 kurdos han tenido que huir de sus casas en Kobani y refugiarse en pueblos fronterizos de Turquía.

Leyendo ahora:

Cerca de 200.000 kurdos han tenido que huir de sus casas en Kobani y refugiarse en pueblos fronterizos de Turquía.

Tamaño de texto Aa Aa

Algunos de ellos viven en campos de refugiados, otros utilizan lugares abandonados como su nuevo hogar.

Musa Anter, nombre también de un conocido escritor e intelectual kurdo, es una de esas localidades en la que se han podido refugiar algunas familias kurdas.

Bora Bayraktar, Euronews:
“Cerca de la zona de conflicto la gente intenta buscar sitios en los que poder vivir. Algunas familias sirias arreglan casa abandonadas en pequeños pueblos para poder empezar su nueva vida”.

Huseyin El Mustafa dejó su pueblo cerca de Kobani cuando escuchó que el grupo radical Estado Islámico iba a llegar. Con sus nueve hijos y su mujer llegó hasta Musa Anter, un pequeño pueblo turco fronterizo con Siria.

Huseyin El Mustafa, kurdo refugiado:
Dos de mis hijos han resultado heridos mientras luchaban en Kobani.
Ellos luchaban contra el grupo radical Estado islámico. Aparte de ellos no hay nadie más de mi familia en Kobani. Uno de mis hijos está grave y lo llevamos a un hospital en Turquía”.

Los miembros de esta familia vieron unos muros abandonados y pidieron si podían arreglar la edificación para poder vivir en ella.

Ahora los hijos de Huseyin intentan hacer el tejado de esta especie de casa.

Mientras intentan comienzan su nueva vida, este padre de familia no sabe cómo va a alimentar a los suyos. Sus hijos más jóvenes quieren ir a luchar contra el grupo yihadista a Kobani pero para poder ir primero tienen que acabar la casa en la que vivirá la familia.