Última hora

Última hora

Serbia-Albania: lo que iba a ser un partido y acabo siendo el escenario de una batalla política

Leyendo ahora:

Serbia-Albania: lo que iba a ser un partido y acabo siendo el escenario de una batalla política

Tamaño de texto Aa Aa

El fútbol vuelve a ser el escenario en el que algunos se empeñan en representar sus conflictos políticos. La última muestra es el partido Serbia-Albania de este martes. Una bandera de la Gran Albania, de carácter nacionalista, sobrevoló el estadio del Partizán de Belgrado, colgada de un dron que, según algunas fuentes, estaba manejado por el hermano del Primer Ministro albanés. Indignación en la grada y también incidentes sobre el césped después de que el Serbio Mitrovic recogiera la bandera. La tángana que se produjo obligó al colegiado a suspender el encuentro en el minuto 41. El capitán serbio, Ivanovic, admitía su sorpresa ante los hechos.

“Lo que ha ocurrido es algo que no podemos comprender. En nombre de mi equipo, todo lo que puedo decir es que queríamos continuar y” estuvimos protegiendo a los jugadores de Albania de camino al túnel de vestuarios”, explicaba el zaguero del Chelsea.

En la expedición albana, recibida por cientos de aficioandos a su llegada a Tirana, niegan que los serbios les protegieran. De hecho, su capitán, Lorik Cana, denuncia agresiones: “De forma unánime, todos los jugadores juntos decidimos que viendo la situación y la condición física de algunos jugadores, que estaban heridos, algunos en la cara, y también nuestro estado de ánimo y la seguridad, que no era buena para ninguno de los dos equipos… Decidimos que lo mejor era que el partido no continuara”.

El partido, que marchaba 0-0 cuando se suspendió, ha desatado la tensión política entre ambos países. Mientras, la UEFA abrirá expediente a ambas federaciones y valorará si procede imponer un castigo severo.