Última hora

Última hora

Ningún acuerdo pero algún avance en la minicumbre sobre Ucrania de Milán

Leyendo ahora:

Ningún acuerdo pero algún avance en la minicumbre sobre Ucrania de Milán

Tamaño de texto Aa Aa

Por el momento no hay acuerdos pero parece haber avances. Es lo que se desprende de la minicumbre sobre la crisis ucraniana celebrada en Milán y que ha contado con la presencia en la misma mesa de los presidentes en el conflicto, Vladímir Putin y Petró Poroshenko.

Los dos mandatarios están de acuerdo en negociar sobre la base del alto el fuego firmado en Minsk pero las posiciones de cada uno de los bandos parecen todavía bastante alejadas.

“En primer lugar, los dos bandos deben seguir el acuerdo de Minsk y concentrar sus esfuerzos en implementar los doce puntos sin excepción. En segundo lugar, las elecciones locales que tendrán lugar en Donetsk solo se basarán en la ley firmada ayer. En tercer lugar, hemos hecho un pequeño avance en el asunto del gas”, decía Poroshenko.

El presidente ruso ha dicho que está dispuesto a colaborar siempre y cuando Ucrania pague la deuda gasística y ha instado a la Unión Europea a ayudar financieramente a Kiev para resolver el asunto.

“Está el problema de la línea de separación y en ese sentido, desde mi punto de vista, hemos avanzado bastante. Hemos llegado a un acuerdo sobre la utilización de drones y de técnicas modernas que permiten definir el origen de los disparos si se producen. Hemos llegado a un acuerdo con nuestros socios ucranianos sobre las condiciones del retorno del suministro de gas a Ucrania al menos para el invierno”, apuntaba Putin.

El presidente ruso ha querido dejar claro que él ha acudido a las negociaciones como simple aliado y no como actor en el conflicto. Según él los dos bandos tienen que ceder en varias de sus demandas para que se ponga fin a una crisis que amenaza desde hace meses la integridad territorial de Ucrania.

Simona Volta, euronews: “Rusia y Ucrania han intentado dialogar también en Milán. Otra vez más, Italia, Alemania, Francia, el Reino Unido y las instituciones europeas han hecho de intermediarios entre los dos presidentes, Putin y Poroshenko que, sin embargo, continúan firmes en sus posiciones. Ahora la vista está puesta en Bruselas, donde el martes Europa sentará a los dos países en la mesa de negociaciones”.