Última hora

Última hora

El Partido Comunista de China se reúne en pleno con tensiones de fondo en Hong Kong

Leyendo ahora:

El Partido Comunista de China se reúne en pleno con tensiones de fondo en Hong Kong

Tamaño de texto Aa Aa

El Partido Comunista de China (PCCh) comenzó hoy su encuentro más importante del año. El objetivo es debatir y aprobar reformas en el sistema judicial del país que garanticen un “Estado de Derecho” con características chinas, bajo
el liderazgo del partido único.

Los líderes chinos han comenzado a debatir en el IV Plenario del PCCh mientras continúan las protestas prodemocracia en Hong Kong.

Se trata de la primera vez en la historia de la formación que el “Estado de Derecho” ocupa el centro de las discusiones. El PCCh busca así dar mayor independencia judicial a los tribunales, pero no una separación total de poderes al estilo occidental.

El presidente chino, Xi Jinping busca legitimizar aún más el Gobierno central y aprobar medidas contra la corrupción en el seno del Partido y del Estado.

La necesidad de una reforma en el sistema judicial se ha puesto en evidencia con el caso Zhou Yongkang, uno de los políticos que más poder amasó en el país asiático y que ahora afronta graves acusaciones de corrupción.

Se espera que al final del Plenario, que concluirá el día 23, el Partido anuncie la expulsión de Zhou, exministro de seguridad pública y exmiembro del Comité Permanente del PCCh, lo que permitirá juzgarle.

Al parecer, Xi Jinping tratará de erradicar el supuesto abuso de poder que cometió Zhou, que controlaba desde los tribunales hasta la Policía.

El caso Zhou pone de relieve que no habrá una independencia de poderes real, ya que el destino del exlíder lo decidirán entre los “siete”, el número de políticos que componen el todopoderoso comité permanente, encabezado por Xi.

No obstante, sí se espera cierta apertura a otros niveles. Según una fuente diplomática que prefiere no revelar su identidad, “la falta de justicia afecta gravemente a Pekín” y alude a múltiples casos de ciudadanos que han sufrido problemas como expropiaciones forzosas, demoliciones ilegales o negligencias médicas en cualquier parte de China y que tratan de reclamar al Gobierno central de Pekín.

Muchos ciudadanos esperan que este Plenario del Partido Comunista Chino apruebe que la ley esté por encima de todos.