Última hora

Última hora

Ofensiva política francesa en Alemania para relanzar las inversiones en la eurozona

Leyendo ahora:

Ofensiva política francesa en Alemania para relanzar las inversiones en la eurozona

Tamaño de texto Aa Aa

Acelerar el crecimiento y la inversión en la eurozona, pero ¿cómo?Berlín prioriza el déficit cero y París lanza una ofensiva enviando a Alemania a sus ministros de Finanzas, Michel Sapin, y de Economía, Emmanuel Macron. Su objetivo era un acuerdo que permitiría a Francia ampliar el plazo para cumplir el objetivo de déficit, aunque han desmentido cualquier pacto en este sentido.

De momento, redactarán un documento conjunto para impulsar la inversión que anunciarán en diciembre.

Para el ministro de Finanzas francés, Michel Sapin: “La situación económica en la eurozona no es tan buena como se preveía. Hay que saber reaccionar para hacer frente a esta situación, para lograr que el crecimiento sea más elevado. Este es el interés común. Y evidentemente este es el interés de Francia que tiene un problema enorme de reconstrucción de su tejido industrial, y la lucha contra el paro, sobre todo el desempleo juvenil, y pienso que este es el interés de todos los países de Europa, sea cuál sea su nivel de crecimiento o su tasa de paro”.

Una de las propuestas de Francia es que Alemania invierta 50.000 millones de euros, exactamente la misma cantidad que el Gobierno francés prevé ahorrar durante los próximos tres años para reducir su déficit.

“En Europa no necesitamos ni pedantería ni tirarnos los trastos a la cabeza, todos intentan hacer frente a sus desafíos en base al interés común europeo. Necesitamos mantener nuestra competitividad en una economía globalizada y probablemente crecer, de esta forma podemos mantener nuestros estándares, la seguridad social, pero también cumplir satisfactoriamente con nuestros objetivos en cultura o en (materia) de sostenibilidad medioambiental”, señaló el ministro alemán de Economía, el socialdemócrata Sigmar Gabriel.

El escenario es difícil porque Alemania crece poco —el 1,2% este año, según las previsiones del Gobierno alemán—. Francia está estancada y el conjunto de la Unión Europea puede encaminarse a una tercera recesión.