Última hora

Última hora

Turquía rechaza el apoyo de EE.UU a los kurdos que luchan contra los islamistas

Leyendo ahora:

Turquía rechaza el apoyo de EE.UU a los kurdos que luchan contra los islamistas

Tamaño de texto Aa Aa

La batalla del enclave kurdo sirio de Kobani aunque no es estratégicamente crucial para la guerra contra el grupo radical Estado Islámico, si lo será para Turquía. Si la bombardeada Kobani cae, Ankara notará sin duda los ecos.
Bajo presión interior y exterior Turquía ha cambiado su postura de negar toda intervención … al menos en parte.

Para los kurdos turcos que desde una colina en el otro lado de la frontera con Siria hace semanas que son testigos de la agonía de Kobani, el envío de armas estadounidenses a sus hermanos, los kurdos sirios, es toda una bendición.

Ankara niega a los kurdos toda ayuda militar; es más, ha impedido a los kurdos turcos que crucen la frontera para participar en la batalla contra el grupo Estado Islámico.

Se han reproducido los enfrentamientos con la policía turca en la frontera.
El domingo el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, reiteró su oposición a ayudar a los kurdos sirios con armas en estos términos: “El Partido de la Unión Democrática es para nosotros, lo mismo que el Partido de los Trabajadores del Kurdistán. Es también una organización terrorista. Estados Unidos, de quien somos amigos y aliados en la OTAN, cometerían un error si suministran armas a una organización terrorista. Si alguien espera que digamos que sí a apoyar una organización terrorista, no podemos hacerlo”.

Del otro lado de la frontera el Partido de la Unión Democrática se ha convertido en hegemónico. Administra los tres cantones kurdo-sirios desde 2012. Para el gobierno turco no es más que un tentáculo del PKK. Turquía lleva combatiendo a los kurdos policial y militarmente desde hace treinta años. El balance son cuarenta mil muertos.

Sin embargo al autorizar el paso de los kurdos iraquíes con los que mantiene buenas relaciones, ha hecho un gesto. ¿Por qué este giro? La posición inflexible de Ankara era insostenible frente a sus aliados de la OTAN.

Pero la negación de Turquía a intervenir en esta ciudad, mantiene la duda sobre sus intenciones reales. Turquía no facilitará la alianza de los kurdos sirios y turcos. Si las armas estadounidenses y el apoyo iraquí bastan para salvar Kobani, el gobierno turco podrá respirar tranquilo. En caso contrario las relaciones con la comunidad kurda amenazan con empeorar gravemente.