Última hora

Última hora

Christophe de Margerie, un verdadero amigo de Rusia

Leyendo ahora:

Christophe de Margerie, un verdadero amigo de Rusia

Tamaño de texto Aa Aa

“Un verdadero amigo de Rusia”. Son las palabras que ha pronunciado Vladímir Putin al conocerse la muerte del presidente de la mayor empresa francesa y la cuarta petrolera del mundo, Total.

Christophe de Margerie no solo era uno de los hombres más poderosos de Francia, con acceso directo e influencia a empresarios y jefes de Estado. Era también uno de los mayores defensores de Rusia y de su presidente.

Una persona que siempre defendió la independencia de Moscú y que a pesar de decir que él no hacía política, en las últimas semanas criticó las sanciones economicas de Occidente contra el Kremlin.

“Era muy importante para él que el diálogo entre los franceses, los rusos y la comunidad internacional perdurara. Era algo por lo que luchó siempre. Se lo dijo al Gobierno francés, a Bruselas y a Estados Unidos. Era algo extremadamente importante para él”, decía el copresidente de la Cámara de Comercio franco-rusa, Emmanuel Quidet.

La ambición del difunto presidente de Total era convertir a Rusia en seis años en su principal zona de producción de hidrocarburos. Una estrategia que se apoyaba en la explotación del controvertido petróleo de esquisto.